Sentir, luchar, vencer ... podemos

domingo, junio 10, 2007

Horror horroroso en la casa del terror terrorífico


¡Qué vergüenza! (0-5)
¿Carácter? ¿Profesionalidad? ¿Compromiso? ¿Vergüenza? ¿Dignidad? Todas estas, y algunas más, son las características de las que adolece la plantilla verdiblanca al completo y la junta directiva de un club que hoy ha hecho el ridículo....
"Jamás he sentido tanto miedo como ayer..."
Un consejero del Real Betis Balompié (que prefiere mantener el anonimato) ha accedido a contar para eldesmarque cómo se vivió ayer todo lo ocurrido en el palco ...
Cercaron la casa de Lopera
Los incidentes ocurridos en los aledaños del campo del Betis tras la derrota ante el Osasuna (0-5) tuvieron continuidad en la casa de Lopera.

¿Puede alguien extrañarse de todo esto? seguro que no. La catástrofe viene gestándose de antiguo. Nada sucede porque sí. Y pensar que hace solo dos años (mañana se cumplen) llorábamos de alegría festejando la Copa ganada (precisamente contra Osasuna) y la clasificación para la Champions:

Pero parece que lo que a otros les vale para crecer y codearse con los grandes a nosotros solo nos ha traido penurias. Más endiosamiento del tirano con su superego chorreándole a borbotones y ahogando la poca inteligencia que le quedara. ¿Recordamos cómo se llevó la Copa a su casa para "disfrutarla"? ¿y cómo la paseó por bodas y bautizos? ... eso sí, después vino el momento de hacer caja y meterse la guita de la Champions en su buchaca de ditero, de hacerle la vida imposible a Serra Ferrer (nuestro mejor entrenador en mucho tiempo) hasta conseguir echarlo por la puerta de atrás, de fiarlo todo al antisevillismo (¿recordamos lo de la sábana pintarraqueá

?) para así desviar la atención, de sufrir un ataque de cuernos en su divismo por las críticas de la afición y castigarnos con su no presencia (¡qué alivio!) pero imponiéndonos su busto, de colocarnos a un Consejo y un Presidente títeres y que producen vergüenza ajena, de hacer una plantilla desastrosa con una planificación propia de la posguerra, de machacar la cantera hasta aburrir al más animoso, de ir poniendo todo de su parte para acabar hundiendo al Betis en la miseria y, lo que es mucho peor, el más espantoso de los ridículos. Esta semana dijo que quería vender sus acciones por 60 millones de Euros (le costaron tres en el 92, eso sí que es un buen rendimiento)
Ahora bien ¿es toda la culpa de Lopera? está claro que no. Lo de los jugadores anoche fue algo que hacía tiempo que no veíamos. Y eso que este año nos tienen acostumbrados a lo peor pues llevamos avanzando de ridículo en ridículo desde el mes de septiembre. Ni siquiera tenemos la excusa de decir que Osasuna se jugara la vida (ya hizo sus deberes sobradamente) o viniera primado. Lo que reralmente vino es de paseo. Llegaron un rato antes del partido prácticamente de vacaciones. Solo les faltó salir a jugar en chanclas y bañador. Porque realmente jugaron una pachanguita de playa (de esas en las que entre sorbitos al tinto de verano y chavalas en tanga echamos con los amigotes) en la que sin esforzarse ni tomarselo muy a pecho nos metieron cinco. Y aún tuvimos que oir a Juanito (capitán y por tanto representante de la plantilla) decir que confiaba en que Lopera siguiera mucho tiempo en el club. Normal, así ellos pueden vivir cómodamente sin exigencias, sin dar un palo al agua, sin correr como no sea para no llegar tarde a la fiesta de la disco. Menos mal que hay algunos a los que aún les queda honradez y decencia, como Miguel Angel en este vídeo.

¿Y los entrenadores? Irureta fue un desastre desde el primer día, no dio ni una. Luís llegó con ganas (riéndoles las gracias a Lopera, como todos) y sacó al equipo del pozo. Pero parece que se trató del célebre efecto gasesosa, en cuanto se fue la fuerza de los primeros momentos todo se acabó. Para colmo en los últimos tiempos no para de hacer probaturas y cambios inexplicables y el equipo está inmerso en un desbarajuste táctico increible. Nadie sabe a que juega. ¿Se ha vuelto loco o lo han vuelto loco? en este Betis (auténtico agujero negro en el que todo se pierde) nada es imposible.

Y por último la afición. Tenemos mucha culpa de lo que sucede. Son muchos años siguiéndole el juego al Tirano, riendo sus idioteces, aceptando sus cacicadas ("lo que diga don manué .."). Es lo que tienen los populismos. Te engatusan, porque te dejas engatusar, hasta que estás pillado, has renunciado a la libertad a cambio de una gloria que cuando llega, si es que llega, es efímera y tras ella solo deja ruina y desolación.

Para colmo anoche volvió a producirse una invasión del campo para ¿celebrar? que acababa la temporada en casa, con los consiguientes destrozos y esas imágenes que nos dejan a la altura del betún. Son los Canis de siempre, esa lacra de niñaterío que infecta nuestras ciudades llenándolas de "oros", chandals de marcas pirateadas, motos a escape libre, vomitonas, meadas en las esquinas, mierda y violencia, ... son los Canis de siempre, pero nadie desde el club hace nada por evitar este triste espectáculo año tras año.

nos limitaremos a perder en Santander (o empatar si se produce un milagro).
Probablemente lo mejor para el futuro fuera el descenso, que trajera una catarsis total en el Betis, que se fuera Lopera, que se fueran la mayoría de los jugadores, técnicos, médicos, incluso los utilleros, .... necesitamos una limpia total y que se haga justicia. Y eso no se va a producir si continuamos en primera.


¡¡¡VIVA EL BETIS MANQUEPIERDA!!!

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal