Sentir, luchar, vencer ... podemos

miércoles, noviembre 08, 2006

El ridículo no tiene límites en el refugio de las 13 barras

Inaudito lo que se vio en la rueda de prensa de ayer. Manuel Ruiz de Lopera convocó a todos los medios para convocar elecciones a la presidencia del Real Betis Balompié, las cuales se celebrarán el próximo 14 de enero de 2007. A dicho anuncio se unió la dimisión del actual presidente, José León, quien permanecerá en el cargo hasta que se elija a un presidente para que "no haya vacío de poder".
El máximo dirigente de la entidad comentó que "la decisión de la accionista mayoritaria es que la afición del Betis designe a su presidente, y la accionista mayoritaria dirá ustedes son soberanos y ustedes van a dirigir los destinos del beticismo. José León seguirá al frente de la presidencia de la entidad verdiblanca al igual que su consejo de administración hasta la designación del nuevo mandatario". Ruiz de Lopera volvió a recordar las ofertas "millonarias e impresionantes" que ha recibido para vender el Real Betis, pero que "la accionista mayoritaria no vende el Betis por ahora porque no quiere que caiga en malas manos". El accionista destacó que "esto no lo ha hecho nadie en el fútbol mundial" y sobre José León afirmó que "tiene todo el apoyo hasta la proclamación del nuevo presidente".

Sobre el nuevo presidente aclaró que "se le dan las llaves de la casa, no puede vender propiedades, pero puede vender a Sobis por mil pesetas" y añadió que "por eso le pido a afición que tenga cuidadito cuando elija al presidente, y que recuerden el 92, cuando sólo se pagaban facturas de comidas de langostinos". La presentación de candidaturas comenzará en noviembre y se prolongará hasta el 30 de noviembre, se presentarán el 1 de diciembre y del día siguiente al 2 de enero de 2007 se abrirá un periodo electoral que culminará con las elecciones el 14 de enero. El presidente lo sería por cuatro años, tendría todas las atribuciones gestoras del club y no podrá vender ni hipotecar ningún inmueble del club.
Los electores serán los abonados al Betis mayores de edad y con dos años de antigüedad, y los candidatos deberán tener una antigüedad de un lustro, ser solventes económicamente y, sobre todo, que no pertenezcan a la plataforma Béticos por el Villamarín, “porque esa gente le ha hecho mucho daño al club. Cuando mandaban, sólo se pagaban facturas de cigalas”.
Además, Lopera pide que para que el plebiscito sea válido, tienen que votar el 60 % del censo, pero el día elegido para la consulta, el 14 de enero de 2007, el Betis juega en Pamplona, no en casa, por lo que resulta casi imposible que voten el 60% de los béticos en un domingo en el que el Betis no juega en casa.
Por cierto, que si no se cumple ese requisito, el del 60% de votos, "será entonces que los béticos quieren que sea la mayoritaria la que ponga al presidente".
El margen de maniobra del presidente, según Lopera, va a ser el de administrar un presupuesto de entre 30 y 36 millones de euros, con un colchó de 6 millones de euros a cargo de los fondos de reserva del club.

http://www.betisweb.com

¿Quién dijo que este club había llegado ya a su clímax de desquiciamiento? Si fui yo perdónenme, por favor: me equivocaba. Me faltó quizá una mente más calenturienta para predecir la última descuadratura del círculo a la que nos somete este inefable Lopera: unas elecciones a la carta, donde para ser candidato hay que sonreír en Jabugo... ¿Por qué no los notables? ¿Por qué no Serra? ¿Sabe usted, Donmanué, lo que es una democracia? Quizá no lo sepa y probablemente, ni le importe.
El Betis se somete ahora a unas elecciones-charlotada que vuelven a convertirlo en el hazmerreír de España, otra vez más. El Betis, club cuyo germen nació porque el otro club de la ciudad no permitía jugar a los obreros, cumplirá 100 años convertido en un desastre de organización y en ejemplo de caciquismo bananero. El Betis está más condenado que ayer, pero no volveré a decir que ha tocado fondo mientras siga Lopera. Un día, Nerón quemó Roma...

Y lo peor de todo es que está consiguiendo que muchos nos veamos bastante reflejados en las siguientes palabras del cantautor, y sobre todo bético, Jose Manuel Soto:

No sé qué me pasa que ya el Betis no me hace sufrir como antes. Toda mi vida me ha hecho pasar muchos sofocones, pero ahora he llegado a un punto en que me da lo mismo que gane o pierda, he perdido la pasión.
Puede que sean los años. Y Uno se va volviendo más frío, más escéptico, y va perdiendo fe en cosas que le han ido defraudando: la política, la religión, la sociedad, ciertos amigos.
Yo tenía al Betis como un antídoto para la alarmante falta de pasión que poco a poco estaba gangrenando mi vida interior. Sufrir con este equipo ha sido a veces un remedio momentáneo que, en ocasiones, ha iluminado oscuros paisajes de mi vida.
Soñaba con un club que representara mi idea de Andalucía: luminoso, sencillo, generoso, algo, en fin, de lo que poder sentirme orgulloso de transmitir a mis hijos. Pero todo eso se acabó, se lo cargó Lopera.
Como dice mi mujer: "una cosita menos"

A pesar de todo los béticos tendremos que levantar la cabeza, estar juntitos para boicotear esta pantomima de elecciones y aclarar las gargantas para gritar con fuerza:

¡¡¡ LOPERA VETE YA !!!

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal