Sentir, luchar, vencer ... podemos

miércoles, septiembre 12, 2007

Una "miraita" a Irán

Les cuento basicamente cómo funciona el sistema político iraní (para diferenciar entre el pueblo y el gobierno como decía Julián): hay una autoridad indiscutible que está por encima de toda ley o discución (algo así como Dios): el ayatolá Komheini y su consejo islámico. Todo partido político que quiera presentarse a elecciones, debe ser primero aprobado por el consejo de ayatolás, por ende, todo partido que "viole los valores de la República Islámica" (léase: que no sea un fanático de mierda) tiene prohibido presentarse a cualquier tipo de elección; esto provocó que el 99% de los partidos políticos fueran prohibidos y sus líderes asesinados como sucedió con el partido comunista (Tudeh) y pudieran presentarse a las elecciones solo los más fanáticos y totalitarios. Es decir, cuando veamos en el Clarín o algún diario español un título que diga: "en Irán los moderados le ganaron a los ultraconservadores" tendremos que traducir la frase por otra: "la Edad Media le ganó a la Edad de Piedra", porque, como dije anteriormente, los partidos (islamistas) que tienen autorización para presentarse a elecciones son los más fanáticos y los más totalitarios, porque así lo indica el mismo sistema teocrático iraní. La pregunta es: ¿eso se llama democracia? recuerden que la Italia fascista funcionaba exactamente igual (solo se permitía al partido fascista presentarse a elecciones), al igual que la dictadura de Siria donde solo el Baath tiene la autoridad de participar politicamente. Conclusión: las "elecciones" en Irán son una farsa, todo menos una democracia.

Etiquetas:

2 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal