Sentir, luchar, vencer ... podemos

viernes, diciembre 15, 2006

Hasbará

Reproduzco a continuación una conferencia muy interesante de Eli Cohen aparecida en
http://bellaaurora.blogspot.com/

Conferencia de Hasbará
Hoy, 11 de diciembre, he impartido en la Comunidad Judía de Madrid, una conferencia sobre Sionismo y Hasbará. En principio iba a compartir ponencia con el Portavoz de la Embajada de Israel, pero, por motivos diplomáticos no pudo ser. En su lugar, acudieron dos estudiantes israelíes de periodismo.

Pego a continuación mi intervención avisando de que faltan nexos y demás fallos de estructura debido a su naturaleza orientativa:


Me llamo Eli Cohén, tengo el honor de hacerlo como uno de los grandes héroes judíos de la historia. Soy estudiante universitario, activista de hasbará allí donde pueda. Colaboro con Infomedio –el año pasado fui redactor y este año he realizado un informe sobre el trato que han dado los medios españoles a la Guerra en Líbano- poseo un blog, llamado La Bella Aurora, estoy inmerso en todos los estamentos gubernativos de mi Universidad como representante de alumnos con el objetivo de luchar contra el antisemitismo tan fuertemente arraigado en esta institución, aunque la asociación estudiantil a la que pertenezco no tenga estos objetivos. Colaboro también con la ONG de Esteban Ibarra Movimiento contra la Intolerancia, con quienes he impartido charlas sobre el Holocausto en institutos de Secundaria y este mes he estrenado mi colaboración con la Revista Horizonte.
Pero, fuera de estas etiquetas fácticas, de este relleno para un currículo, de esta corrección formal que induce a decir quién es uno por los actos que lleva a cabo, por encima de todo, soy judío. Es de lo más orgulloso que me siento en mi vida. No es posible describir el sentimiento que albergo al ser parte del pueblo de Simon Wiesenthal, Mordejai Anilevitz, Albert Einstein, Maimonides, Sigmund Freud, Saul Bellow, Woody Allen, Milton Friedman, Baruch de Spinoza, Leonard Cohen, Joseph Roth, Walter Benjamin, Frank Kafka, Charles Chaplin, Golda Meir, Leonard Bernstein, Ernest Bloch, Anna Frank. Al ser parte del pueblo que después de milenios de sufrimiento de injusticia, después de centurias de odio e intolerancia, después de haber soportado el mal absoluto, y el exterminio industrial masivo sin límites –hasta los hombres tenían límites- y, a pesar de tantos intentos de destrucción, ha sobrevivido y ha decidido, con todo el coraje y la legitimación moral de representar los más altos valores que ha aportado la humanidad, luchar por su existencia y clamar al unísono que, si quieren hacernos desaparecer, antes tendrán que pelear con nosotros.
Por eso, considero sagrado el 14 de Mayo de 1948, día en el que David Ben Gurion declaró al mundo que no solo consagraba la creación de un nuevo país, sino también que nunca más, NUNCA MÁS, nos doblegaríamos, que nunca más saldrá gratis hacer daño a los judíos. Y, solo al día siguiente de dicha declaración, los supervivientes de la mayor masacre de la historia, arma en mano, se negaron a ser echados al mar por siete naciones árabes. 58 años después, habiendo librado cada década una guerra contra los que ansían su exterminio, Israel sigue asediado. Militarmente, Socialmente, Mediáticamente, Políticamente. Muchos frentes dentro de una misma guerra en la que está en juego, como siempre, nuestra propia supervivencia, nuestra propia existencia.

Emile Fackenheim, dijo que, después de Austwich, los judíos deben vivir como tales para afirmar su condición humana y negar la negación de los nazis. Y para seguir siendo judíos, para continuar con la tradición y la continuidad del pueblo, no solo es necesario practicar la forma de vida que predica el judaísmo -no solo- sino que todo judío, debe recordar, en cada rincón de su existencia, que no hace más de cincuenta años, se orquestó su desaparición, de la forma más horrible, más inenarrable, más inhumana, con el beneplácito del mundo entero, ENTERO y, que si no está dispuesto a defenderse, será exterminado. Por tanto, después de Austwich no solo debemos seguir siendo judíos, sino también defendernos y saber como hacerlo. He aquí la labor colosal, heroica y sin precedentes del sionismo en la historia del judaísmo.

El espíritu pionero y emprendedor del que surgió el sionismo, posee de los aspectos más románticos y elogiables jamás conocidos. El hecho de, luchar por una patria, por un Hogar Nacional como clamaba Herzl, para la seguridad, bienestar y realización del pueblo judío, darse de bruces contra la adversidad y lograr, en las condiciones más horribles, la victoria, la emancipación, y en definitiva, el sueño que duraba 2000 años, hace del sionismo el movimiento liberador y protector eficaz de un pueblo perseguido desde el amanecer de los tiempos. Todos los ideólogos sionistas, desde Leon Pinkser hasta Ariel Sharon, han contemplado, en todos sus actos y postulados, que el fin último del sionismo, su objetivo básico, es la continuidad y existencia del pueblo judío. Su no desaparición.

Esta continuidad, esta supervivencia, debe estar, a su vez, sostenida en el pilar de la unidad del pueblo judío. Unidad que consiguió el Sionismo, aunque se tuviera que hundir el Altalena. Unidad que ha traído el establecimiento de una nación, en nuestra cuna ancestral en donde los judíos pueden celebrar sus festividades y cumplir con sus principios y valores milenarios, con su sagrada y valiosa tradición, pueden llevar la cabeza alta, pueden coger un fusil y decir a sus enemigos que se acabó el daño impune a los judíos y que jamás volverán a doblegarse, pueden rezar en sus lugares santos como el Kotel, pueden, en definitiva, vivir con la dignidad que les ha sido expoliada durante miles de años.

Los logros del sionismo son de un valor incalculable. La cantidad de vidas judías que salvó, y salva, no tienen catalogación posible.

Por todos los logros del sionismo, colocando en primer lugar el más grande de todos ellos, Israel, nuestro hogar, y, .Es un deber moral y existencial que, desde nuestras más remotas posibilidades ayudemos a Israel en todos los frentes posibles –el informativo el que más nos atañe- y nos sintamos, en conexión permanente con nuestra tierra y nuestros hermanos. Como escribió el Gran Albert Einstein en su discurso Nuestra deuda con el sionismo “ El movimiento sionista ha reanimado entre los judíos los sentimientos de comunidad, ha realizado una obra creadora que supera todas las esperanzas que se podían ambicionar, y esta obra creadora, conseguida por la abnegada lucha de todos los judíos del mundo, ha salvado a muchos de nuestros hermanos de la indigencia más cruel”

En consecuencia, después de Austwich, todos los judíos, aparte de vivir de forma identitaria, deben ser sionistas. Por su seguridad, por su continuidad, por su dignidad, por su existencia. Así, hoy día no se puede concebir el judaísmo sin el sionismo, y viceversa.

¿Por qué, os preguntareis, una introducción tan barroca y pasional?

Pues porque es desconcertarte, y descorazonador, encontrar a grupúsculos y corrientes judías que niegan la legitimidad del Estado de Israel mientras no paran de desmerecerlo, criticarlo e incluso, como hace la secta Nature Karta, reunirse con sus enemigos. Para conseguir la unidad hay que terminar con este fanatismo. He llegado a contemplar con mis propias retinas, un vídeo realizado por no se´-ni tampoco quiero saber- panda de energúmenos en el que se manipulaba y defenestraba la figura de THeodor HErzl, padre del sionismo moderno y creador de su doctrina, hasta el punto de, mezclar imágenes de Herzl con imágenes de Hitler y los campos de concentración. Inaudito. Nauseabundo, y desgraciadamente, inexplicable. Impune, también.

Esta infamia, esta manipulación, lo único que consigue, aparte de escupir sobre los cadáveres de seis millones de judíos exterminados, es darle oxígeno a nuestros enemigos y crear la crispación dentro de nuestra, sagrada, fundamental unidad. Un frente de guerra interior, por si fuera poco.

En consecuencia, desde la honestidad y el honor a la verdad, y desde la pasión por lo que es nuestro, por lo que nuestros antecesores han construido con empeño y sufrimiento, tenemos que frenar el expansionismo fanático dentro de nuestras fronteras comunitarias y hacer ver, a todos, que lo que lo más valioso que tenemos los judíos hoy día, -sin apartar la Torah, los valores y las tradiciones- es el Estado de Israel. ¿qué quedaría de los judíos del mundo , hoy día, si Israel cayera?

He mencionado, la guerra de la información…y…

Para tomar posiciones en esta nueva guerra, la guerra de nuestro tiempo y espacio, la de la información, que no por ello, menos importante. En el libro el arte de la Guerra de Sun Tzu, según dicen el mejor libro de estrategia de la historia, se decía, se dice, que el arte de la guerra es el arte de la ficción. La ficción en la guerra que nos atañe es hoy perfecta. Esa ficción que se enciera tras los papeles y las imágenes manipuladas hace que hacen de Israel el mayor de los satanes ante el que los antisemitas de siempre, camuflados en antisionistas de ahora, puedan cargar sin problema alguno.

¿CÓMO Y QUÉ CONTESTAR ANTE LOS TÓPICOS, MITOS Y COLOQUIALES ATAQUES DIALÉCTICOS A ISRAEL?

En primer lugar, en cualquier conversación que tengamos sobre el conflicto, sea en una jornada cultural, en un debate, en la universidad o en una cafetería, lo más importante es no perder la calma. En el momento que lo hagamos, habremos perdido, y lo más importante, no habremos podido convencer a los indecisos. Los obtusos, son, por lo general, imposibles.

En segundo lugar, si aparte de la persona con la cual estás manteniendo la conversación hay más espontáneos, habla con seguridad, aunque no la poseas en ese momento, intenta transmitirla. Si los espontáneos parecen confusos, busca como introducirlos en la conversación. De esta manera, puedes aclararles algunas ideas básicas, adherirte aliados en la conversación y descolocar al contrincante dialéctico.

Las formas más eficientes de captación de espontáneos o indecisos es inducir las situaciones y los problemas de Israel a los de su país y a los suyos personales. Hacerles ver que si ellos sufrieran la situación en sus carnes pensarían de otro modo. Por ejemplo:

-Cuando en Israel hay un atentado terrorista y mueren 20 personas, es como si en España hubieran muerto 100. Onceemes a diario.


Por último, y más importante que las demás premisas anteriores, es tener una base documentada para rebatir los argumentos en contra de Israel. Sin ello, las tácticas de hablar en público o de captación social quedan en saco roto. Internet (el documento adjunto con direcciones de internet proisraelíes es fundamental para informarse) es una red sin monopolio ideológico o político, es un terreno virgen en donde se libra, más encarnizadamente la Guerra de la Información, amén de ser, una biblioteca universal al alcance de la mano. También los libros y los documentales son fuentes de conocimiento fundamentales para formarse una postura cultivada. ¡¡HAY QUE LEER E INFORMARSE!!

• ¿QUÉ CONTESTAR CUANDO NOS DICEN…?

Israel roba la tierra a los palestinos. Israel no ha robado tierras a los palestinos porque jamás ha existido Palestina. El territorio histórico conocido como Palestina, antes de constituirse en el Estado de Israel, estuvo bajo el poder del Imperio Otomano, que, tras resquebrajarse este después de la Primera Guerra Mundial pasó a un mandato colonial británico. Fue en 1947 cuando la ONU, que recibió el problema de Gran Bretaña, la que aprobó en la resolución 181 de la Asamblea General, 33 votos contra 13 y 10 abstenciones, por la que se partía el territorio de Palestina en dos estados: Uno árabe y otro judío en función de la distribución de población de cada comunidad. Los judíos aceptaron, los árabes no. Comenzó la Guerra de la Independencia. Siete ejércitos árabes bien estructurados contra el recién creado Estado judío. En 1949 se firma un armisticio, y los territorios hoy llamados palestinos, pasaron a formar parte de naciones árabes. Gaza bajo administración egipcia, y Cisjordania, pasó al Reino hachemí de Transjordania, que, posteriormente pasó a llamarse Jordania.

Israel expulsó a los palestinos de sus casas en 1948. La mayoría de la población civil árabe que quedó ajena al conflicto, siguió el mandato de los países árabes de dejar el campo libre para que pudieran sus ejércitos llevar a cabo la tarea de echar a los judíos al mar. Otros por miedo a estar entre los dos fuegos.

Los árabes hablan de 1000 000 de refugiados. Lo cierto es que el gobierno israelí en 1948 cuantificó 600 000 y la ONU en 1949 fijó una cifra de 472 000.

Israel es imperialista. Israel tiene la extensión de la provincia de Murcia. Menudo Imperialismo más chapucero. Aun así no ha dejado de entregar territorios a cambio de paz como el Desierto del Sinaí a Egipto, la frontera con el Líbano, o la franja de Gaza a la Autoridad Nacional Palestina.

Los palestinos llevan asentados desde siempre asentados en Palestina y los judíos han llegado, usurpando, procedentes de otros países. Para este caso, ciertamente, hay una afirmación muy reveladora: las declaraciones del entonces presidente de la OLP Ahmed Chukeiri en 1959: “Los palestinos no son más que sirios del sur”. La verdad histórica es que, aparte de no haber un sentimiento nacional árabe en la tierra de Palestina hasta que llegaron las ideas sionistas, es que siempre ha habido población árabe y judía en la zona.De hecho, a los judíos nacidos en Palestina –sabras- se les llamaba palestinos. Palestina, como afirmo en 1937 -¡1937!- el líder árabe local Auny Bei Abdul-Hadi: “Palestina es un invento sionista”. Y, en mayo de 1947, el representante del Comité Árabe para la ONU declaró que Palestina es una provincia Siria.
Es desconcertante, pero los árabes, al atacar el recién creado Estado de Israel, negaron tanto a Israel como a Palestina. Si algún día existe Palestina como estado independiente será gracias a Israel.

Israel viola las resoluciones de la ONU. La resolución más aireada por los críticos con Israel, que supuestamente viola, es la 242 que, en sustancia, dice que Israel debe abandonar los territorios que ocupó militarmente en 1967. Pero, lo que los detractores olvidan es que esa resolución insta a que Israel lo haga tanto en cuanto sus fronteras sean seguras.

Territorios ocupados. La ONU en toda su comunicación institucional y jurídica, se refiere a ellos como territorios en disputa. Para que una ocupación se considere como tal, ha tenido que invadirse un país formado con fronteras establecidas. Jamás ha habido fronteras establecidas de Palestina porque jamás ha existido Palestina.

Israel actúa como los nazis. Es el ataque más execrable y antisemita que se conoce hacia el Estado de Israel. El Holocausto fue la materialización de un mal absoluto y único en la historia. Ningún conflicto actual o sufrimiento hoy día es equiparables, ni siquiera comparable, con lo que supuso la Shoá. Sin embargo, en el caso del drama palestino, la infame igualación está llena de intoxicación y maldad, y por otro lado, ignorancia. Aun así, es necesario acreditar la evidencia. Si Israel actuara como los nazis, habría cámaras de gas en todas las ciudades palestinas, los palestinos llevarían tatuados un número en el brazo, un distintivo amarillo que les identificara como tales, no habría tres partidos políticos árabes en Israel ni el 20 por ciento de la población israelí sería árabe. Tampoco, podrían trabajar en Israel como hacen la mayoría. Ni tendrían los palestinos una organización política reflejada en la Autoridad Nacional Palestina, con Parlamento, coches oficiales, policía, funcionarios, partidos políticos…todo subvencionado con dinero europeo.
Si Israel fuera como los nazis, no sacrificaría una gota de sangre de jóvenes soldados y en lugar de entrar en los territorios en busca de terroristas, bombardearía durante un par de horas con su aviación los territorios en disputa –como hizo la OTAN en Belgado de forma impune- acabando con todos los palestinos.

El Muro que construye Israel en Cisjordania es un muro para el Aparheid de los palestinos. Es una valla de seguridad defensiva, y por cierto, una de las medidas más eficaces contra los atentados terroristas. Es de recibo un esquema clarificador difundido por la Embajada de Israel cuando estalló la polémica:

La valla no es un muro:
Sólo el 3,8% tiene estructura de muro.

La valla no es política:
Es sólo una medida defensiva.

La valla no es una frontera:
La frontera se fijará en negociaciones con los palestinos.

La valla no es permanente:
Cuando desaparezca la causa de su construcción –el terrorismo- se desmantelará.


La valla es una barrera defensiva:
Es una barrera física para impedir la infiltración de terroristas.

La valla es legítima:
Basada en el derecho de autodefensa.

La valla es movible:
Como lo fue en el Líbano.

Es necesario también mencionar que, la tierra que se ha requisado a los palestinos, ha sido seguida de indemnizaciones y compensaciones y tampoco han perdido el título de propiedad sobre la tierra. El estado español, por ejemplo, en la Ley de Costas o la Ley de Patrimonio del Estado, contempla esta misma medida para iniciativas que favorecen el interés general de los ciudadanos.
La Corte Suprema israelí sentenció que un tramo del muro era ilegal. Se desmanteló.


La ocupación israelí es la causa del terrorismo palestino. Antes incluso de que Israel se formara como Estado, ya había terrorismo árabe en el territorio de Palestina. Con el Estado de Israel ya establecido, las incursiones árabes en territorio israelí para asesinar civiles estaban a la orden del día hasta que, Ariel Sharon, creó la unidad 101 para actividades de represalia al lugar de origen de los comandos terroristas. La relación de atentados más significativos –SOLO ESTÁN INCLUÍDOS LOS QUE ACARRERARON VICTIMAS MORTALES CIVILES- antes de 1967 es:

1 de Enero de 1952 -. Siete terroristas armadas atacan y asesinan a una chica de 19 años en Beit Yisrael, Jerusalén.
14 de Abril de 1953 Terroristas intentan infiltrarse por mar a Israel, les resulta imposible y un bote es capturado.
7 de Junio de 1953 – Un adolescente es asesinado y otros tres heridos en disparos en el sur de Jerusalen.
9 de Junio de 1953 - Terroristas atacan un kibutz cerca de Lod y matan a uno de sus residentes. La misma noche, atacan una casa en la ciudad de Hadera. Todo ello el mismo día en el que Jordania promete en un acuerdo a Israel, por mediación de la ONU, prevenir los ataques terroristas a Israel desde territorio jordano.
11 de Junio, 1953 Terroristas asesinan a un joven matrimonio en Kfra Hess.
17 de Marzo, 1954 – Terroristas asesinan a once pasajeros de un autobús que iba a Eilat.
2 de Enero, 1955 – Terroristas asesinan a dos israelíes en el desierto de Judea.
24 de Marzo, 1955 – Terroristas abren fuego en una colonia en el desierto del Negev.Asesinan a una mujer y hieren a 18 personas.
7 de Abril, 1956 – Tres personas mueren en ataques simultáneos en Ashkelon, Givat Chaim, y Netzarim.
11 de abril, 1956 – Terroristas asesinan a tres niños y a un adolescente en una sinagoga en Shafrir.
29 de Abril, 1956 - Terroristas egipcios matan a Roi Rotenberg, joven de 21 años de Nahal Oz.
23 de Septiembre, 1956 - Terroristas matan a 5 arqueólogos en el Kibutz de Ramat Rachel
24 de Septiembre, 1956 – Terroristas matan a una niña en la comunidad agrícola de Aminadav.
4 de cotubre, 1956 cinco trabajadores israelíes son asesinados en Sdom.
9 de Octubre, 1956 - 2 trabajadores son asesinados en Neve Hassadah.
18 de Febrero, 1957 –2 civiles son asesinados en Nir Yitzhak
8 de Marzo, 1957 – Un pastor del Kibutz Beit Govrin es asesinado.
20 de Mayo, 1957 –Terroristas matan a un trabajador en Arava..
23 de Agosto, 1957 – 2 guardias israelíes mueren cerca del Kibutz de Beit Govrin a manos de terroristas.
21 de Diciembre, 1957 – Un miembro del Kibutz Gador es asesinado.
11 de Febrero, 1958 – Terroristas asesinan a un residente de Mochav Yanon.
5 de Abril, 1958 – Terroristas asesinan a dos personas en Tel Lashish
3 de Diciembre, 1958- Un pastor asesinado y 31 civiles heridos en Golen.
23 de Enero, 1959 – Asesinado un pastor de Lehabot Habashan
1 de Febrero, 1959 – 3 civiles asesinados en Moshav Zandiel.
27 de Abril, 1959 – 2 israelíes muertos cerca de Massada.
3 de Octubre, 1959 – Un pastor del Kibtuz Hefztiba es asesinado.
26 de Abril, 1960 – Terroristas asesinan a un residente de Ashkelon.
1 de Enero, 1965 - Primera acción de los terroristas de Al Fatah. Ponen una bomba en el National Water Carrier.
31 de Mayo, 1965 – 2 civiles muertos y cuatro heridos en las afueras de Jerusalen por legionarios jordanos.
16 de Mayo, 1966 – 2 israelíes son asesinados en el sur de Almagor.
13 de Julio, 1966 – 2 soldados y un civil asesinados en Almagor.
Oct 27, 1966 – Un civil herido por una bomba en las vías de tren que dirigen a Jerusalén.

El terrorismo palestino es la forma de resistencia de un pueblo desesperado y oprimido. El terrorismo, carece de justificación alguna. Aunque la ONU, mediante la Comisión de Derecho Internacional aun no haya llegado a definir lo que es terrorismo, si está de acuerdo en que, no hay injusticia en el mundo que justifique actos de terrorismo. Así, podemos dar un ejemplo certero y tajante: En la región de los grandes lagos en África, en donde hoy día hay mayor índice que injusticia por metro cuadrado, en donde mueren a diario miles de personas de hambre, genocidios tribales o purgas gubernamentales, no existe ningún grupo terrorista que ponga bombas en París o en Londres culpando a Europa como responsable última por la Colonización.

La Resistencia, se enmarca dentro de los Movimientos de Liberación Nacional que, según el Derecho Internacional solo se les está permitido el uso de la fuerza contra militares de la potencia o país ocupante. Jamás contra sus civiles. He aquí un punto de discusión en la doctrina internacionalista y, una excusa fenomenal para los antisemitas de siempre para catalogar el ataque a jayalim en Israel como actos de resistencia.

El tercer punto, y no por ello menos importante, del cual me gustaría discernir es relativo al liderazgo y a la comunicación tan importantes en la diáspora.

En primer lugar, parece que a los judíos no se nos da bien la comunicación. Es una guerra, como apunté antes, que hemos perdido. No solo tenemos que luchar contra la bastísima intoxicación mediática, sino que, además escasean buenos comunicadores en nuestro bando. La política de comunicación de los sucesivos gobiernos israelíes ha sido pésima. Para más, actualemnte, el populista y xenófobo Avigdor Lieberman, que desgraciadamente está en el gabinete de gobierno de Olmert se le ocurre soltar prendas tales como que el Tzahal debe actuar en Palestina, como el ejército ruso lo hace en Chechenia. Con lo que, como si no tuvieramos bastante, nos granjea enémigos gratuitamente y le hacemos un flaco favor a nuestros amigos.

Esta mala política de comunicación, que ignora los principios básicos de la comunicación política, se ve reflejada también en la distancia que hay entre las Embajadas de Israel y las comunidades judías del lugar en donde se asientan. No hay una comunicación coordinada entre las instituciones lo que hace más dificial la hasbará y la lucha contra el antisemitismo. Todos recordamos lo que sucedió este verano.

En segundo lugar, en lo respectivo al liderazgo, se hace evidente que tenemos otro problema. En España, las comunidades judías están inmersas en dicotomías absurdas que solo conducen a desunión y estancamiento. Los líderes comunitarios brillan por su ausencia. La juventud, en su mayoría, está inmersa en la indolencia que la comodidad occidental le trae. Un o una, chico o chica, jóven judío prefiere hoy día en lugar de luchar contra en antisemitismo o aprender sobre la conmovedora historia de su pueblo, amamantarse de aberrantes shows televisivos. En lugar de albergar un sentimiento de implicación comunitaria, decide ahogar sus inquietudes emborrachándose en un botellón.

¡Caramba! En la década de los sesenta, para bien o para mal, la juventud soñaba con cambiar el mundo, hoy sueñan con tener un palco en una discoteca de moda, mientras ignoran no sólo las maravillas que aporta la causa judía, sino también muchas otras maravillas por las que merece la pena vivir.

Toda esta crisis, indirectamente, es culpa del confort democrático. La ausencia de viscisitudes ha propiciado que, nos convirtamos, los jóvenes, en un rebaño del sistema. Y, los jóvenes judíos, más que ningunos otros debemos luchar por nuestra propia autodeterminación, no ser unos rebaños del sistema y defender nuestra condición allí donde esté cuestionada.

Para terminar, lo haré relatando una anécdota que no es de la materia básica que nos incumbe pero transmite de forma magistral la tenacidad que debe tener el pueblo judío en la lucha por su existencia y ,por la que además me sirvo para homenajear al más grande de todos los judíos para mí, Simon Wiesenthal:

Posteriormente a la captura de Eichmann, y a la repercusión mediática que tuvo su relanzamiento como eficiente cazanazis, Wiesenthal, que antes del Holocausto fue arquitecto, fue a New York a cenar a casa de un amigo suyo, superviviente de los campos, y que antes y después de la Shoá se dedicó a la joyería. Durante la cena, el amigo de Wiesenthal--el cual, desgraciadamente, no recuedro el nombre--le comentó que por qué hacía eso y no le daba gracias a Dios que había sobrevivido, continuaba construyendo casas y olvidaba todo ese horror. Wiesenthal, le respondió: "- Pues mira, cuando vayamos al cielo, y nos encontremos con los seis millones que murieron en los campos, nos preguntarán lo que hicimos después del Holocausto. Unos responderan que vendieron joyas, otros que construyeron casas. Pero yo les responderé: Yo no me olvidé de vosotros".

Por mi parte solo me queda añadir una cosa:
¡¡¡ AM ISRAEL JAI !!!

Etiquetas:

3 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal