Sentir, luchar, vencer ... podemos

martes, abril 01, 2008

Odisea de un israelí español: capítulo primero

Todo comenzó una soleada mañana de invierno de 1944, cuando el "Nyassa" fondeó frente al puerto de Haifa. Una vez esfumada la bruma matinal, apareció radiante la nueva ciudad hebrea coronada por el Carmelo, mientras que en su parte baja se distinguían los pintorescos barrios árabes resplandecientes bajo el sol invernal. Éramos unos 700 refugiados judíos, cada uno con su historia de peripecias, que habían llegado a su destino. Habíamos zarpado ocho días atrás de Cádiz en esa nave portuguesa, atravesado el turbulento Mediterráneo azotado no sólo por los temporales sino también por los vaivenes de la guerra. Los aliados se encontraban a medio camino entre Nápoles y Roma, Creta todavía estaba en poder de los alemanes, así como las demás islas griegas del Dodecaneso. A la altura de Malta pudimos ver los impresionantes convoyes aliados que se dirigían de África del Norte a Italia. No dejaba de ser arriesgado navegar por esas aguas, aún cuando se tratase de un barco de país neutral. Sabíamos que había submarinos alemanes en la zona, y toda nuestra garantía de llegar a buen puerto dependía de la presencia a bordo de varios diplomáticos japoneses, que eran repatriados de Sudamérica a través del Medio Oriente.....

Etiquetas: ,

1 comentarios:

  • Magnifico relato. Espero con ansiedad la publicacion del segundo capitulo de la historia.

    De Anonymous Andres, A las 4/04/2008 4:08 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal