Sentir, luchar, vencer ... podemos

domingo, febrero 17, 2008

Ejemplo de tolerancia islámica


Klovs, en su blog http://elrejunteil.wordpress.com/ , publica un interesante artículo sobre el trato que el corán da a los judíos. El extracto ha sido copiado textualmente desde el post realizado por un usuario del foro Islam en Linea, por lo tanto no se puede considerar sospechoso de anti-islámico. Simplemente es lo que hay: racismo y antisemitismo en estado puro.
Aquí teneis las citas del corán:


Los judíos perfectamente descritos en el Santo Corán
Descubre como El Creador del Universo descubre las creencias y sentimientos mas profundos de los judíos.
Los judíos : mentirosos
3-183. Esos mismos han dicho: Allah pactó con nosotros que no creyéramos en ningún Mensajero hasta que nos trajera una ofrenda que el fuego consumiera [según la tradición si el fuego consumía la ofrenda significaba que Allah la había aceptado]. Diles [¡Oh, Muhammad!]: Antes de mí, otros Mensajeros se os presentaron con las pruebas claras y con lo que habéis pretendido; ¿por qué les matasteis, si es verdad lo que decís?
3-184. Y si te desmienten, también fueron desmentidos los Mensajeros que te precedieron; vinieron con las pruebas claras, las Escrituras y los Libros Luminosos [ la Torá y el Evangelio].
Los judios : falsificadores
4-46. Algunos de los judíos cambian el sentido de las palabras y dicen: Oímos pero desobedecemos. Escuchamos, pero no prestamos atención. Râ‘ina ; con doble sentido en sus palabras y atacando la religión. Si dijeran: Oímos y obedecemos. Escucha, protégenos; sería mejor para ellos y más correcto. Pero Allah les maldijo por su incredulidad porque no creen sino poco.
Los judios : envidiosos
4-54. ¿Envidian a la gente por el favor que Allah les ha dispensado? Hemos concedido a la familia de Abraham el Libro y la sabiduría, y les hemos concedido un reino grandioso.
Los judios : desmentidores y asesinos de Profetas
2-87. Y revelamos a Moisés el Libro, y después de él enviamos Mensajeros, y concedimos a Jesús, el hijo de María, pruebas evidentes y le fortalecimos con el Espíritu Santo [el Ángel Gabriel]. ¿Es que cada vez [a los judíos] que se os presentaba un Mensajero que no satisfacía vuestros deseos os ensoberbecíais y desmentíais a unos, y a otros les matabais?
2-88. Y decían: Nuestros corazones están endurecidos. Allah les maldijo por su incredulidad. ¡Poco es lo que creen!
2-89. Y cuando les llegó [a los judíos] el Libro de Allah [el Corán] que confirmaba lo que ya tenían [en la Torá ], a pesar que imploraban el auxilio contra los incrédulos, cuando se les presentó [el Mensajero] que ya conocían, no creyeron en él. ¡La maldición de Allah sea sobre los incrédulos!
5-70. Concertamos el pacto con los Hijos de Israel y les enviamos Mensajeros. Siempre que un Mensajero se presentaba ante ellos con algo que no les gustaba, le desmentían o le mataban.
5-71. Creían que no iban a ser castigados y se enceguecieron y ensordecieron [no queriendo prestar oídos a la Verdad ]. Luego Allah los perdonó, pero muchos de ellos volvieron a caer en lo mismo. Y Allah ve bien lo que hacen.
5-110. Cuando Allah dijo: ¡Oh, Jesús hijo de María! Recuerda la gracia que os concedí a ti y a tu madre, cuando te di fuerzas mediante el Espíritu Santo [el Ángel Gabriel] y hablaste a la gente estando en la cuna y de adulto, y te enseñé la escritura, la sabiduría, la Torá y el Evangelio. Y cuando hiciste con arcilla la forma de un pájaro con Mi anuencia, luego soplaste en él y se convirtió en pájaro con Mi anuencia, y curaste al ciego de nacimiento y al leproso con Mi anuencia, y resucitaste a los muertos con Mi anuencia. Y te protegí de los Hijos de Israel cuando te presentaste ante ellos con las evidencias y los incrédulos de entre ellos dijeron: Esto no es más que una magia evidente.
61-6. Y cuando Jesús, hijo de María, dijo: ¡Oh, hijos de Israel! Yo soy el Mensajero de Allah, enviado a vosotros para corroborar la Torá y anunciar a un Mensajero que vendrá después de mí llamado Ahmad [Éste era uno de los nombres del Profeta Muhammad]. Pero cuando se les presentó con las evidencias, dijeron: ¡Esto es pura magia!
Los judios : no cumplen su palabra
2-83. Y cuando concertamos el pacto con los Hijos de Israel [y les dijimos:] No adoréis sino a Allah, sed benévolos con vuestros padres y parientes, con los huérfanos y los pobres, hablad cortésmente, haced la oración prescrita y pagad el Zakât ; luego volvisteis la espalda salvo unos pocos, y os apartasteis.
5-13. Y por haber violado su pacto les maldijimos y endurecimos sus corazones. Ellos tergiversan las palabras [de la Torá ] y olvidan parte de lo que les fue mencionado [en ella].
2-99. Y te hemos revelado [¡Oh, Muhammad!] signos evidentes, y sólo los desviados los niegan.
2-100. ¿Es que siempre que realizan un pacto un grupo de ellos lo quebranta? Pero su mayoría no cree.
Los judios : humillados donde se encuentren
3-112. Dondequiera que se encuentren serán humillados, a menos que estén amparados según lo establecido por Allah o por un pacto con los hombres. Cayeron en la ira de Allah y se les impuso la miseria. Ello por no haber creído en los signos de Allah y por haber matado a los Profetas injustamente, por haber desobedecido y violado la ley.
Los judios : cobardes
59-13. Vosotros les provocáis en sus corazones más temor que Allah. Ello porque son un pueblo que no comprende.
59-14. No os combatirán unidos, salvo en aldeas fortificadas o detrás de murallas. Entre ellos hay una fuerte hostilidad. Pensáis que son unidos, pero sus corazones están divididos. Ello porque son gente que no razona.
2-246. ¿Acaso no reparas en la nobleza de los Hijos de Israel después de Moisés? Le dijeron a su Profeta: Desígnanos un rey para que junto a él combatamos por la causa de Allah. Dijo: ¿Prometéis que si se os prescribe el combate no huiréis? Dijeron: ¿Cómo no habríamos de combatir por la causa de Allah si fuimos expulsados de nuestras casas y apartados de nuestros hijos? Pero cuando se les ordenó el combate, volvieron sus espaldas, excepto unos pocos, y Allah conoce a los inicuos.
Los judios : avaros
4-52. Ellos son a quienes Allah ha maldecido, y a quien Allah haya maldecido no encontrarás quien lo socorra.
4-53. ¿Acaso poseen una parte del reino [de Allah]? Aunque así fuere no darían [por su avaricia] a la gente lo más mínimo.
Los judios : causantes de guerras y destructores de la tierra
5-64. Los judíos dicen: La mano de Allah está cerrada [y no concede Sus gracias]. Sus propias manos quedaron cerradas y fueron maldecidos por lo que dijeron. Por el contrario, Sus ambas manos están abiertas y sustentan como Él quiere. Lo que te ha sido revelado por tu Señor acrecentará en muchos de ellos la rebeldía y la incredulidad. Hemos sembrado entre ellos la enemistad y el odio hasta el Día de la Resurrección. Siempre que enciendan el fuego de la guerra, Allah lo apagará. Se afanan por corromper en la Tierra , y Allah no ama a los corruptores.
5-32. Por esta razón decretamos para los Hijos de Israel que quien mata a una persona sin que ésta haya cometido un crimen o sembrado la corrupción en la Tierra es como si matase a toda la humanidad. Y quien salva una vida es como si salvase a toda la humanidad. Por cierto que Nuestros Mensajeros se presentaron ante ellos con las evidencias. Pero muchos, a pesar de esto, se excedieron en la Tierra.
Los judios : los mas aferrados a la vida mundanal
2-96. Encontrarás que [los judíos] son los más aferrados a la vida mundanal, más aún que los idólatras. Algunos de ellos quisieran vivir mil años pero eso no les librará del castigo, y Allah sabe cuanto hacen.
Los judios : adoradores del becerro
2-92. Por cierto que se os presentó Moisés con pruebas evidentes, pero adorasteis el becerro obrando inicuamente.
2-93. Y cuando concertamos con vosotros el pacto y levantamos el monte encima vuestro [dijimos:] Aferraos con fuerza a lo que os hemos dado y escuchad. Dijeron: Oímos y desobedecemos. Y como castigo a su incredulidad quedaron sus corazones embebidos de amor por el becerro. Diles [¡Oh, Muhammad!]: ¡Qué pésimo es lo que vuestra fe os ordena, si es que sois creyentes!
2-94. Diles: Si creéis que el Paraíso de Allah es exclusivo para vosotros, entonces desead la muerte si sois veraces.
2-95. Pero no la desearán nunca por lo que cometieron, y Allah bien conoce a los inicuos.
Los judios : enemigos de los Ángeles.
97. Diles [¡Oh, Muhammad!] a quien sea enemigo del Ángel Gabriel que él es quien trajo la revelación a tu corazón con la anuencia de Allah, confirmando los Mensajes anteriores, como guía y albricia para los creyentes.
98. Quien sea enemigo de Allah, de Sus Ángeles, de Sus Mensajeros, del Ángel Gabriel y del Ángel Miguel, pues ciertamente Allah es enemigo de los incrédulos.
Los judios : enemigos de los creyentes
5-82. Encontrarás que los peores enemigos de los creyentes son los judíos y los idólatras, y los más allegados a ellos en afecto son quienes dicen: Somos cristianos. Esto es porque entre ellos hay sacerdotes y monjes [sabios y desapegados], y por que no son soberbios.
Los judios : injustos consigo mismos
16-118. A los judíos les prohibimos lo que te hemos narrado anteriormente. No hemos sido injustos con ellos sino que ellos lo fueron consigo mismos.
Los judios : son como los burros
62-5. Aquellos a quienes les fue confiado la Torá pero no la pusieron en práctica se asemejan al asno que lleva una gran carga de libros. ¡Qué pésimo es el ejemplo de aquellos que desmienten los signos de Allah! Ciertamente Allah no guía a los inicuos.
Los judios : soberbios
62-6. [¡Oh, Muhammad!] Diles: ¡Oh, judíos! Si sois más allegados a Allah que las demás personas como pretendéis, entonces desead la muerte, si sois sinceros.
Los judios : maldecidos por Jesús y David
5-78. Fueron maldecidos quienes no creyeron de entre los Hijos de Israel por boca de David y de Jesús hijo de María. Esto fue porque desobedecieron y fueron transgresores.
5-79. No se censuraban unos a otros los pecados que cometían. ¡Qué malo es lo que hacían!
5-80. Ves a muchos de ellos tomar por aliados a los incrédulos. ¡Qué malo es a lo que les indujeron sus almas! La ira de Allah cayó sobre ellos, y tendrán un castigo eterno

¿La religión de la paz y el amor? ¡y un mojón! (con perdón)

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal