Sentir, luchar, vencer ... podemos

jueves, noviembre 08, 2007

Los amigos del de la Z



ESPAÑA EN EL MUNDO: De mal en peor
Por Florentino Portero
Paso a paso, con una constancia digna de mejor empeño, los responsables de la política exterior van logrando que España desaparezca del mapa de las naciones que cuentan, de los actores que configuran la política occidental de nuestros días.

Y mientras Sarkozy le saca las castañas del fuego al de la Z, y Moratinos se va de "puente a Marruecos con el Lebrijano & Cia (pagados los gastos por la Junta de Andalucía) y el Sultan mata-saharauis dice lo que el rey de España puede o no puede hacer, .... podemos leer lo siguiente:

Al-Qaeda: el próximo objetivo es liberar a España de los infieles
Por Jonathan Dahoah-Halevi
(Publicado en Jerusalem Center for Public Affairs, 11 de octubre del 2007)

· Una gran parte de la Península Ibérica estuvo bajo dominio islámico entre los años 711 y 1492, cuando finalmente los Moros fueron expulsados de lo que llamaban al-Andalus. La conmemoración del dominio islámico en España ha ido cobrando fuerza en el discurso islamista radical.
· Osama bin Laden ha escrito: "Rogamos a Alá... que la nación [islámica] recobre su honor y su prestigio, levantando la única bandera de Alá en todas las tierras islámicas robadas, desde Palestina hasta Andalucía". El mentor de Bin Laden, Abdula Azzam, estableció que el dictamen islámico consistente en librar la yihad con el objetivo de recobrar los territorios islámicos perdidos incluye a Andalucía.
· El Jeque Yusuf Qaradawi, líder espiritual de los Hermanos Musulmanes, ha escrito que aunque a lo largo de la historia el Islam fue expulsado de Europa dos veces (de al-Andalus y de Grecia) actualmente se encuentra en proceso de retorno.
· Una revista infantil publicada por Hamás, el brazo palestino de la Hermandad Musulmana, alentaba a los niños palestinos a restaurar el dominio islámico en la ciudad de Sevilla así como en todo el territorio que en el pasado fuera la España musulmana.
· Israel representa un pequeño eslabón dentro de la gran confrontación existente entre el Islamismo radical y Occidente. La aceptación de las condiciones de los Árabes respecto a un asentamiento en Oriente Próximo, o aun más, la "liberación" de Palestina del dominio israelí no será la última incursión de la hazaña islámica radical liderada por la Hermandad Musulmana y al-Qaeda, las cuales comparten el anhelo de expandir el Islam a lo largo y ancho del mundo.
· En efecto, Israel constituye para Occidente un dique que contiene la gran ola del Islam radical. Exactamente el mismo principio invocado para librar la guerra contra Israel (la recuperación de lo que fuera alguna vez territorio islámico) está siendo aplicado a España, los Balcanes, el Sur de Rusia e India. La presión que ejerce Europa sobre Israel para llevar a cabo concesiones políticas que ponen en peligro su seguridad sólo lograrán acelerar la próxima etapa en la ofensiva islámica, esta vez dirigida al corazón de Europa.
Al-Qaeda aboga por el dominio islámico en España
Históricamente, una gran parte de la Península Ibérica estuvo bajo el dominio islámico entre los años 711 y 1492, cuando finalmente los Moros fueron expulsados de lo que llamaban al-Andalus. A pesar de que transcurrieron más de quinientos años, la conmemoración del dominio islámico en España ha ido cobrando fuerza en el discurso de los círculos islamistas radicales.
Ayman al-Zawahiri, diputado de Osama bin Laden en el liderazgo de al-Qaeda, se refirió en una nueva grabación publicada el 20 de Septiembre del 2007 a las aspiraciones globales de la Revolución Islámica:
¡Ah, nuestra nación musulmana en el Magreb [África del Norte], zona de expansión para la guerra y la yihad! El retorno de Andalus [hoy de España] a manos musulmanas es un deber para la nación [islámica] en general y para vosotros particularmente. No lograréis esto a menos que depuréis el Magreb islámico de los franceses y españoles que han regresado nuevamente, luego de que vuestros padres y abuelos los expulsaran profusamente obedeciendo la ley de Alá.
Unos meses antes, en diciembre del 2006, Al-Zawahiri hizo referencia al pasar acerca de "la ocupación española de Ceuta y Melilla", dos pequeños enclaves en la costa norafricana que se encuentra bajo soberanía española.
Esta no es la primera vez que líderes de Al-Qaeda hicieron referencia a la Península Ibérica como territorio musulmán ocupado al cual el mandamiento de la yihad se impone hasta que sea liberado y la ley islámica sea allí impuesta. El 29 de septiembre de 1994, Osama bin Laden le escribió al Jeque Abdul Aziz bin Baz, el Gran Muftí de Arabia Saudita: "Ante todo, le pedimos a Alá... que la nación [islámica] recobre su honor y su prestigio, levantando nuevamente la única bandera de Alá en todas las tierras islámicas robadas, desde Palestina hasta Andalucía, tanto como en las tierras islámicas perdidas a causa de la traición de los líderes y la impotencia de los Musulmanes."1
Esta perspectiva se encuentra profundamente embebida en el pensamiento de aquellos líderes islamistas que sirvieron como fuente de inspiración para al-Qaeda. El mentor de Bin Laden, Abdula Azzam, estableció que el deber islámico consistente en librar la yihad con objeto de recuperar territorios islámicos perdidos incluye a al-Andalus.2
El Jeque Safar al-Hawali, quien fuera uno de los predicadores islamistas más poderosos de Arabia Saudita, redactó una carta al presidente George W. Bush el 15 de octubre del 2001 (luego de los ataques del 11 de septiembre), en la cual explicaba: "Imagine Sr. Presidente, ¡aún lloramos la pérdida de Andalucía y recordamos lo que Fernando e Isabel hicieron con nuestra religión, nuestra cultura y nuestro honor! Soñamos recuperarla."3
No debería sorprendernos que en los círculos yihaditas estas recurrentes referencias acerca de al-Andalus hayan tenido un impacto directo en la forma en que los nuevos afiliados de al-Qaeda han definido sus objetivos a largo plazo. Estos grupos han nacido en un contexto determinado; La Gaceta Saudita informó en marzo del 2005 que existen cuatro millones de descendientes de refugiados de la España musulmana, los cuales residen actualmente en Marruecos, Argelia y Túnez. En Marruecos, una gran cantidad de estos descendientes conmemoran la caída de Granada y al-Andalus.4
La cuestión de al-Andalus aparece entre las organizaciones yihadistas bajo una variedad de formas. En un discurso de enero del 2007, Abu Musab Wadud, el comandante del Grupo Salafista Argelino por el Rezo y el Combate (GSARC), se dirigió a los musulmanes argelinos refiriéndose a ellos como "nietos" de Tariq bin Ziyad, quien cruzara el Estrecho de Gibraltar en el año 711 con un ejército musulmán conquistando una gran parte de la Península Ibérica.5 Las células del GSARC son conocidas en los últimos años por haber operado dentro de España.
Más recientemente, en junio del 2007, algunos sitios islamistas en la Red anunciaron el establecimiento de "Ansar al-Islam en el Sahara Musulmán, Tierra de los Portadores de Velo".6 La organización prometió recuperar al-Andalus, así como declarar la guerra a los regímenes actuales de África del Norte: "Nuestras algaras abarcarán no sólo el Sahara Musulmán sino que llegarán más lejos... Al-Andalus se impone ante nuestros ojos, y con la ayuda de Alá recuperaremos la Tierra del Islam y lo que fue saqueado a nuestros ancestros, no importa cuánto tiempo esto nos lleve."7
Un sitio en la Red que anunciaba la formación del grupo presentó un mapa que mostraba "El Gran Califato Islámico" el cual, según se indica, avanzará desde España y a través de África del Norte, y desde Oriente Próximo hasta India y China Occidental.
La Hermandad Musulmana considera a España como parte de la Patria Islámica
Esta perspectiva corresponde también a la de la Hermandad Musulmana, cuya doctrina llama a los musulmanes del mundo a levantarse y unirse en la lucha para liberar los territorios de la "Patria islámica" caídos a manos de los "infieles", los "enemigos de Alá", y "los enemigos de la humanidad". El Jeque Yusuf Qaradawi, el líder espiritual de la Hermandad Musulmana, ha escrito que aunque el Islam fue expulsado de Europa dos veces (de al-Andalus y de Grecia) actualmente se encuentra en proceso de retorno.8
Los discursos del líder de la Hermandad Musulmana, Mohamed Mahdi Akef, mencionan la caída de Andalus con el mismo espíritu con el que hablan de la pérdida de Palestina, Irak y Afganistán.9 Akef considera que los objetivos islámicos deben ser alcanzados a través de la yihad y la lucha armada contra cualquier tipo de poder extranjero que ocupe tierras musulmanas. En una carta del 26 de Agosto del 2004, Akef presenta en detalle esta estrategia bajo el siguiente encabezamiento: "La liberación de los territorios de la Patria es un deber según la Ley Islámica":
Debemos desarrollar] la cultura de la resistencia cuando lidiamos con la invasión [del territorio musulmán], y esta es la cultura de los pueblos subyugados y oprimidos, para quien Alá posibilitó la yihad y la resistencia con el objetivo de alcanzar la liberación... La cultura de la resistencia ante la ocupación y la invasión existe en todos los niveles: el intelectual, el militar y el económico. La experiencia en Palestina, Irak y Afganistán ha sido para todos la prueba de que la resistencia no es una estrategia imaginaria, una falsa opción o un imposible. Resulta una opción factible cuando la voluntad de los miembros de la nación es una, y estos se fortalecen mutuamente, coordinan sus palabras, sus armas y su fe para afrontar al ocupante, ya se imponga con las armas o nos bombardee con sus ideas, sus valores o su moral inválida.10
No debería sorprendernos que hace dos años una revista infantil de Hamás llamara a los niños palestinos a restablecer el dominio islámico en la ciudad de Sevilla, tanto como en lo que antaño fuera la España musulmana.11 De acuerdo a su estatuto, Hamás es el brazo palestino de la Hermandad Musulmana y, por lo tanto, refleja la perspectiva de la organización que la apadrina en lo que concierne a asuntos globales, tales como la recuperación de al-Andalus.
Israel es la línea de frente en la defensa de Europa frente al Islam radical
Por lo tanto, Israel representa un pequeño eslabón dentro de la gran confrontación entre el Islamismo radical y Occidente. La aceptación de las condiciones de los Árabes respecto a un asentamiento en Oriente Próximo, o aun más, la "liberación" de Palestina del dominio israelí, no será la última incursión de la hazaña islámica radical liderada por la Hermandad Musulmana y al-Qaeda, las cuales comparten la visión de expandir el Islam a lo largo y ancho del mundo y establecer una infraestructura de organización global bajo un nuevo califato que otorgue las condiciones necesarias.
En efecto, Israel constituye para Occidente el dique que contiene la gran ola del Islam radical. Exactamente el mismo principio invocado para librar la guerra contra Israel (la recuperación de lo que fuera alguna vez territorio islámico) está siendo aplicado a España, los Balcanes, el Sur de Rusia e India. Gustavo de Aristegui, un diputado conservador español, citando al antiguo Ministro de Exteriores alemán Joschka Fischer, dijo que si Israel cayera y fuera vencido, España sin duda sería el siguiente en caer.12
La presión que ejerce Europa sobre Israel para llevar a cabo concesiones políticas que ponen en peligro su seguridad sólo lograrán acelerar la próxima etapa en la ofensiva islámica, esta vez dirigida al corazón de Europa. El destino de España y de otros estados europeos no será diferente al de Israel. Ni la retirada española de la Coalición formada contra la insurgencia iraquí en la guerra de Irak, ni los intentos españoles por dialogar con Hamás han logrado en ninguna forma abatir la hostilidad que manifiestan ante España los movimientos islamistas radicales de los últimos años. Ello emana de un disconformismo histórico.
Al-Qaeda cuenta con las grandes comunidades musulmanes en Europa como parte de una estrategia interna para cuando llegue el momento esperado. No tiene ningún sentido buscar la reconciliación y el diálogo con una organización terrorista internacional que predica una ideología basada en la limpieza étnica y el genocidio. Esta es una lucha existencial por la naturaleza del mundo, en la cual compiten el oscuro fanatismo religioso frente a la democracia y el humanismo. Israel puede servir como un frente crucial en la defensa de Europa. Por otra parte, cuando Israel sea aceptado como parte legítima de Oriente Medio, con tratados que establezcan la paz absoluta con sus vecinos, veremos en ello un fuerte indicador de que las fuerzas que se encuentran tras la ola actual de islamismo radical contra Occidente estarán retrocediendo, en su totalidad, y entrando en un periodo de declive.

Etiquetas: ,

3 comentarios:

  • El mapa junto al que posa Zapatero sin inmutarse casi coincide con el del Imperio Almohade, uno de los primeros regímenes islamistas de la historia. No viene Argelia y parte de Libia porque parece que, a diferencia de con España, con esos el sultán marroquí no se atreve.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Almohade


    Los que son para caerse de espaldas son los chicos de "El Plural", la revista digital de humor de Enric Sopenoso, en este artículo de hace unos días:

    http://www2.elplural.com/politica/detail.php?id=15244

    "Las reacciones reivindicando, con imprudente e inoportuno énfasis, la españolidad de Ceuta y Melilla, alentadas entre otros por los alcaldes presidentes del PP de Ceuta y Melilla, Juan Jesús Vivas y Juan José Imbroda, no han ayudado a distender la situación. “Ceuta y Melilla forman parte indisoluble de España, pero jalearlo estos días a muchos decibelios endurece las respuestas del Gobierno de Marruecos”, indicaron fuentes del Ejecutivo español."

    "Los dos alcaldes "peperos" acentúan la españolidad de forma imprudente"

    De Anonymous ephraim, A las 11/08/2007 2:04 p. m.  

  • LA GUERRA CONTRA EL ISLAM ES SOLO UNA CUESTION DE TIEMPO, de nada van a servir al final las mariconadas democraticas de dialogar con los arabes, debemos unirnos y declararles la guerra ahora mismo

    De Anonymous Anónimo, A las 11/09/2007 8:21 p. m.  

  • los de el plural representan el espíritu de rendición preventiva tan característico de nuestros políticos y periodistas pero también de gran parte de nuestra sociedad.
    en lo de los almohades tienes toda la razón, yo también lo había pensado.
    la guerra contra el islam ya ha empezado y la estamos perdiendo.

    De Blogger pacobetis, A las 11/13/2007 5:09 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal