Sentir, luchar, vencer ... podemos

miércoles, noviembre 07, 2007

América Latina en el punto de mira islámico


Chavez, Hezbollah y la escalada Terrorista en América Latina
Las tres actividades ilícitas más degradantes que circulan por Internet son: la pedofilia y la pornografía infantil, las páginas que enseñan a fabricar narcóticos caseros y los manuales de instrucción para terrorismo urbano. Son actividades perseguidas en todas las Naciones, desarrolladas o tercer mundistas, pues ciertas aberraciones tienen límites en cualquier parte del planeta… excepto en la Venezuela de Hugo Chávez.
El primer informe de relatando las misiones del terrorista Hezbollah en América Latina llevado de la mano del Presidente “bolivariano”, repercutió en todo el mundo y produjo una avalancha de condenas desde los mismos blogs venezolanos.
“Hay que parar las infames maniobras del mono venezolano para instalar al Hezbollah en América Latina…” fue una de los más suaves –y reproducibles- alegatos de ciudadanos de ese país que reprodujeron en cadena el informe de este portal.
Es que los llamados a la guerra santa del terrorismo islámico desde tierra venezolana no se hacen desde cuadernillos de prensa clandestina sino desde las mismas páginas de Internet que Hugo Chávez les ofrece como su principal sponsor. Veamos los párrafos principales de la demencial convocatoria a los pueblos latinoamericanos a una supuesta “guerra santa” que pronuncia el Hezbollah de la mando del jefe de Estado venezolano:
“…Hezbollah Venezuela salva responsabilidades ante Allah… por eso hacemos valientemente un llamado a los musulmanes latinos… para que combatamos contra Satan U.S.A y sus aliados en territorio latinoamericano… Que atacaremos todo objetivo de interés norteamericano en América Latina, y todo objetivo de interés israelí… Hezbollah llama a la Yihad (guerra santa) en América Latina contra U.S.A y sus aliados…”. La declaración completa se puede encontrar en Internet . En otro link, los terroristas islámicos titulan “Judíos en América Latina están asustados: La culpa no los deja vivir en Paz”.
Siendo la Argentina una de las cinco colectividades judías más numerosas del Planeta, estas convocatorias al terrorismo promovidas a instancias de Hugo Chávez, hasta ahora uno de los principales aliados de la administración kirchnerista, no deberían pasarle desapercibidas a las autoridades nacionales.
Los atentados a la Embajada de Israel (1992) y la AMIA (1994) aun están frescos e irresolutos como para jugar al avestruz con el gobierno de Caracas solo porque algunos negocios de Estado (no todos transparentes) provocan una ilusión de solidaridad bolivariana hacia nuestro país que se efectiviza mediante ingreso de dólares a las reservas del Banco Central. Pero dinero a cambio de una amenaza latente de terrorismo no suele ser negocio a corto y mediano plazo para ninguna Nación de la Tierra.
Tan seria es la presencia del Hezbollah-Chávez en esta sección del Continente, que en julio del año pasado el Centro Simón Wiesenthal de América Latina alertó sobre los documentos iniciales del Hezbollah convocando a una guerra santa. El ingreso de milicianos provenientes de Oriente Medio a Venezuela y desde allí al resto de los países, y los posibles vínculos de estos con la red del Al Qaeda de Bin Laden, era hace un año una preocupación del Centro Wiesenthal que ya parece confirmarse en los hechos: dejó de ser hipótesis para convertirse en realidad.
Antes de esta declaración del organismo judío, ya se había registrado un incidente en Venezuela cuando el Presidente Chávez mandó allanar a punta de ametralladora una escuela de la Sociedad Hebraica de ese país. El criminal acto de apuntar con armas de guerra a la cabeza de pequeños estudiantes judíos aterrorizados por la brutalidad del procedimiento, fue una especie de acta fundacional del terrorismo antisemita en tierra venezolana.
Siendo la Argentina una de las cinco colectividades judías más numerosas del Planeta, estas declaraciones no deberían pasarle desapercibidas a las autoridades nacionales.
Y una de las grandes sorpresas de estas páginas cedidas por el gobierno de Chávez a los terroristas chiítas ya instalados en el Continente, son los manuales de instrucciones para fabricar explosivos o utilizar métodos elementales pero letalmente efectivos. Como por ejemplo, una metodología que utilizaba Sendero Luminoso en Perú y que pusieron en práctica los narcosenderistas en sus luchas internas por el control del tráfico de drogas en los asentamientos de las villas porteñas. Se trata de arrojar una garrafa al interior de una vivienda y después acribillarla a distancia para producir una devastadora deflagración.
Algunas movilizaciones en las calles porteñas donde grupos de piqueteros y organizaciones combativas portaron carteles a favor del terrorismo islámico y de neto corte antisemita, no han sido ajenas a este despliegue llegado de tierra venezolana.

En http://infotzion.wordpress.com/ podemos leer más sobre este peligroso tema.

Hace muchos años que el islamismo está intentando colocarse en América Latina pensando que allí puede explotar a su conveniencia los problemas económico- sociales, la divergencias étnicas, la tradición populista de sus líderes y el abundante historial de golpes de estado y dictaduras. En los últimos tiempos parece que tiparracos como El Gorila Rojo le están abriendo el camino. Mala cosa para todos los que allí estén por la Libertad y la Paz, para todos los que quieran vivir en un mundo que progrese. Los quieren convertir en "sumisos". Si se dejan serán tan culpables como los que los dirigen.

Etiquetas: ,

4 comentarios:

  • El empuje de de estos criminales es en todo el mundo, América es un sitio en el que penetrarán fácilmente por las diferencias sociales.La gente anda confundida y llegan estos con sus engaños, manipulaciones, mentiras con cara de verdades,mezquindades y felonías y harán tabla rasa, Argentina es un punto importante para ellos y ya lo intentan y lo intentaron antes y Venezuela otro punto más, son sus cabezas de puente.La guerra contra esos canallas es a muerte y durará mucho. Que no se crean que lo tienen fácil.

    De Blogger Iojanan, A las 11/07/2007 7:52 p. m.  

  • Uno de los principales servidores y colaboracionistas del Islamismo en Latinoamérica es el macaco de maracaibo, ese fascista de camisa roja, ese antisemita amigo de Irán, ese dictador populista y nasserista: Hugo Chávez, el mayor aliado de Hezbolá en nuestro continente. Debemos combatir contra él por nuestra propia seguridad y libertad.

    De Anonymous Andrés, A las 11/07/2007 8:21 p. m.  

  • Apabullante.
    Te enlazo el post.

    De Anonymous Persio, A las 11/07/2007 8:34 p. m.  

  • Muy recomendable este artículo de Amir Taheri, periodista iraní, editor jefe del principal diario de Iran, el Kayhán, hasta la llegada de Jomeini en 1979:


    "SE BUSCAN IDIOTAS ÚTILES, PREFERIBLEMENTE MARXISTAS. RAZÓN: TEHERÁN"

    Impacientes por crear lo que ellos llaman "un frente global progresista", los presidentes de Irán y Venezuela, Mahmoud Ahmadinejad y Hugo Chavez, están financiando proyectos para destacar "el parentesco ideológico entre la izquierda y el islam revolucionario”.

    La temática -- impuesta por Ahmadinejad durante su reciente visita a Venezuela, Nicaragua y Bolivia -- inspiraba un seminario de 4 días organizado por sus partidarios en la Universidad Islámica de Teherán la semana pasada (sufragado en parte por Chávez).
    La idea era que la conferencia diera lugar a una síntesis de las ideologías marxista y jomeinista y destacase lo que el líder iraní ha etiquetado como "la faceta divina de la guerra revolucionaria". Pero el propio acto demostró ser bastante desconcertante.

    El título de la conferencia era “[El] Che como Chamran”, un juego de palabras diseñado para enfatizar "los objetivos comunes" del marxismo y el islamismo. Honraba a Mustafá Chamran en el vigésimo sexto aniversario de su muerte, que coincidía con el 40 aniversario de la muerte del icono guerrillero cubano-argentino Che Guevara.

    Chamran era un militante jomeinista de origen iraní que se convirtió en ciudadano norteamericano en los años 60 antes de viajar al Líbano, donde fundó el grupo guerrillero Amal. Ingresó en Irán en 1979 y ayudó a los mulás a hacerse con el poder. Nombrado ministro de defensa por Jomeini en 1981, fallecía en un accidente de tráfico unos cuantos meses más tarde.

    La conferencia tuvo tres invitados de honor: Mahdi Chamran, hermano de Mustafá y socio de Ahmadinejad, la hija del Che, Aleida, y su hijo Camilo.

    Aleida, una pediatra que reside en La Habana, llevaba el hiyab jomeinista obligatorio, mientras que su hermano se había dejado crecer la barba de cuatro días para complacer a los anfitriones. También estaban presentes un abanico de “Guevaristas" europeos y latinoamericanos de edad avanzada y asalariados libaneses de Hezbolá.

    Al principio, la conferencia transcurrió sin novedad mientras los participantes convenían en que la única fuente de la maldad del mundo es América y sus "ambiciones consumidoras de territorios".

    Los jomeinistas estaban encantados de escuchar a sus invitados europeos y latinoamericanos denunciar "los criminales planes de América de atacar la revolución islámica", e insistir en que Irán tiene todo el derecho a desarrollar su capacidad nuclear.
    Los vetustos Guevaristas estuvieron igualmente complacidos mientras sus anfitriones elogiaran al icono de camisetas como "un luchador por la justicia universal".

    Mahdi Chamran afirmaba que Ahmadinejad, Chávez y “los líderes de la revolución en Nicaragua y Bolivia” pertenecen a la misma familia de "luchadores por la justicia universal". Otro orador jomeinista, Mortaza Firuzabadi, invitaba a todas las fuerzas antiamericanas a aceptar la directiva del régimen revolucionario de Ahmadinejad. “Nuestro objetivo es liberar a la pisoteada humanidad y restaurar los derechos violados de todas las naciones", decía. "En esta jihad global no reconocemos fronteras”.

    Las cosas empezaron a torcerse gracias a uno de los ponentes relevantes, Hajj Saeed Qassemi, cuyo cargo es el de "coordinador de la Asociación de Voluntarios para el Martirio Suicida". Elogiando al difunto “Shé” como "verdadero revolucionario que hizo temblar al Gran Satán americano", "desvelaba" que Guevara había sido “un hombre verdaderamente religioso que creía en Alá y odiaba el comunismo y a la Unión Soviética”.

    “Hoy, el comunismo ha sido dispuesto en el cubo de basura de la historia según lo previsto por el imán Jomeini", decía Qassemi. "Por tanto los progresistas de todo el mundo tienen que aceptar el liderazgo de nuestro movimiento religioso pro-justicia”.

    Reclamando el derecho de réplica, Aleida Guevara informaba a la conferencia de que los comentarios de Qassemi se podrían basar en una mala traducción: "Mi padre nunca mencionó a Alá", dijo mientras el auditorio suspiraba de disgustada incredulidad. "Nunca conoció a Alá".

    Los comentarios provocaban una conmoción en medio de la que Aleida y su hermano eran despachados por la puerta de atrás, metidos en un coche y llevados a su hotel con escolta.

    Qassemi volvió a la palestra para desatar un ataque fuera de guión contra "los ateos comunistas". Pedía a "la izquierda de Latinoamérica y de todas partes" que aclarase su postura. Afirmaba que Guevara y su "Guía Supremo Fidel Castro" habían decidido esconder sus creencias religiosas con el fin de asegurarse “el apoyo soviético”.

    “Ambos eran hombres de Alá y nunca creyeron en el socialismo ni el comunismo", afirmaba convencido. "La Unión Soviética ha desaparecido", enfatizaba. "Las riendas de los pisoteados han pasado a nuestra República Islámica. Aquellos que quieren destruir a América tienen que comprender la realidad y no dejarse enmarañar con palabras”.

    Unas cuantas horas después del incidente, los hijos de Guevara asistían a otra reunión, esta vez organizada en la Universidad Amir-Kabir por un colectivo llamado Milicia de Movilización de los Oprimidos. Camilo Guevara confirmaba las observaciones de su hermana, pero insistía en que "los progresistas de todo el mundo" se centran en combatir a América en lugar de examinar las creencias personales de los demás.

    Al final del día, los dos vástagos de Guevara se habían convertido en personas non gratas. Los medios controlados por el estado que les habían dado trato de VIPs olvidaban súbitamente su existencia. El aniversario de la muerte de Guevara era mencionado de pasada sin ninguna referencia a su marxismo.

    La República Islámica prohíbe por ley todas las ideologías no jomeinistas, pero dos son específicamente punibles con penas de cárcel o muerte: el socialismo y la democracia liberal.

    Los dos Guevara, que abandonaron la República Islámica con cierta precipitación, lograron enfurecer a algunos progresistas iraníes. Los parientes rechazaron mencionar los arrestos en masa de los líderes de los trabajadores por todo Irán en los últimos meses o condenar la presente ola de represión contra los sindicalistas, las organizaciones feministas, los profesores o los trabajadores del sector agrícola.

    "A esta gente no le importan un carajo las masas oprimidas", dice Parviz Jamshidi, abogado de los sindicalistas encarcelados. "Para ellos, los trabajadores no representan sino una abstracción, una excusa para aparentar ser de izquierdas y chic. No ven que el régimen jomeinista está en guerra contra los estratos más pobres de nuestra sociedad”.

    De Anonymous ephraim, A las 11/08/2007 2:13 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal