Sentir, luchar, vencer ... podemos

viernes, abril 27, 2007

El enemigo de tu enemigo.




Cuando el enemigo de tu enemigo no es tu amigo
Por Amir Taheri (periodista iraní formado en Teherán. Era el editor jefe del principal diario de Iran, el Kayhán, hasta la llegada de Jomeini en 1979. Actualmente trabaja en el semanario alemán Focus)

El giro islamista del FLN ha conducido también a una amnistía general que ha permitido que miles de criminales se reintegren en la sociedad. Y ni por esas se han ganado la simpatía de los islamistas.
En el invierno de 1995 me encontraba cenando con Burhaneddin Rabbani, el entonces Presidente de Afganistán en la era post comunista. Le pregunté lo que pensaba acerca de los Talibanes, un grupo militante que acababa de aparecer en la escena política afgana con apoyo desde Pakistán.
"Están haciendo un buen trabajo", dijo Rabbani aludiendo a la campaña de los Talibanes por destruir el Hizb Islami [Partido Islámico] de Gulbuddin Hekmatyar, un destacamento principalmente pushtún apoyado entonces por los mulás de Teherán. En ese momento, el grupo criminal de Hekmatyar estaba también enfrascado en una batalla sin fin contra el grupo de Rabbani, el Jamiat Islami [Asociación Islámica] por el control de Kabul, un duelo que redujo la capital afgana a un montículo de escombros humeantes.
Cuando sugerí a Rabbani que los Talibanes me parecían mucho peores que Hekmatyar, y eso era decir mucho, el líder afgano se mostró despreciativo. "Nadie puede ser tan malo como esa mala bestia", dijo, evitando mencionar a Hekmatyar por su nombre. Un año más tarde y con una recompensa por su cabeza, Rabbani era expulsado de Kabul por los mismos Talibanes.
El análisis de Rabbani se basaba en la ilusión política clásica fundada en el cliché de que "el enemigo de mi enemigo es mi amigo". El líder afgano no era el primero en engañarse con ese insípido cliché.
En 1970 escuchaba un análisis similar al Presidente de Egipto, Anwar Sadat. En la entrevista, elaboraba sus planes para alejar a Egipto del bando soviético como parte de una estrategia encaminada a reparar el daño que Nasser había provocado a la nación. En ese contexto, estaba decidido a purgar de elementos pro-soviéticos al partido en el poder al tiempo que ordenaba un registro policial de los demás grupos y partidos izquierdistas y comunistas. A cambio, estaba dispuesto a rebajar el tono de la campaña de Nasser contra los islamistas y, en algunos casos, ofrecerles concesiones a cambio de su apoyo putativo contra la izquierda.
Una década más tarde, Sadat era asesinado por los mismos islamistas a los que había favorecido.
El amigo más cercano a Sadat, el Shah de Irán, también cometió el mismo error. Incitado por su rechazo casi patológico a la izquierda, estimuló a los grupos islamistas, financió a los mulás, ofreció extenso espacio mediático a programas religiosos, y hasta creó la Policía Religiosa, cuya tarea era extender las enseñanzas de la fe por todo el país.
Una década más tarde, esa política produjo un fruto inesperado. Los comunistas se aliaban en persona con los jomeinistas y destronaban al Shah en nombre del Islam. "El enemigo de mi enemigo" no se había convertido en un amigo. En el exilio en Nueva York, a miles de kilómetros de distancia, el expulsado monarca lamentaba su error. "Dí demasiada libertad a los mulás", me dijo en su lecho del hospital.
La historia tiene muchos otros ejemplos de alianzas antinaturales que han terminado en detrimento de sus iniciadores.
En 1917, el partido liberal de Rusia Kadet y otros grupos moderados se aliaron con los bolcheviques para derrocar al Zar. Lenin describía el suceso como "una alianza entre el cuello y el nudo de la horca". El cuello perteneció a los liberales mientras que los bolcheviques representaban el nudo corredizo.
Benito Mussolini, un aventurero extraordinario, se transformó en el líder del Partido Fascista y con el tiempo se convirtió en el dictador de Italia, a través de capitalistas italianos que temían a la izquierda. Acabó haciendo a los mismos capitalistas lo que los comunistas italianos no habrían hecho.
Tras el levantamiento de enero en Berlín, la burguesía alemana se lanzó a financiar al más radical de los partidos de la derecha como medio de evitar la revolución comunista. Eventualmente se instituyó el Partido Nazi para hacer el trabajo con el dinero proporcionado por importantes financieros alemanes, algunos de ellos judíos. Una década más tarde, "el enemigo de mi enemigo" estaba destruyendo a la burguesía alemana y planeando el Holocausto contra los judíos.
La mayor parte de los líderes políticos, sin embargo, o bien no leen la historia, o bien no aprenden de ella. Es el motivo por el que se cometen los mismos errores repetidamente.
En los años 80, la élite argelina en el poder bajo Chadli Bendjedid, un mando militar honesto pero sin imaginación, decidió jugar la baza islamista contra las crecientes aspiraciones de libertad de expresión y pluralismo político de su pueblo. Se importaron profesores y predicadores islamistas procedentes de Egipto y los desataron contra una población sorprendida. Los medios propiedad del estado fueron convertidos en púlpitos de traficantes de populismo como el difunto Mohammed al-Ghazzali. La inversión del coronel en el islamismo dio sus frutos a finales de los años 80, cuando el Frente Islámico de Salvación (FIS) emergía como la maquinaria política mejor organizada y más masivamente financiada del país. Tras una década de amarga guerra contra los islamistas -- una guerra que se cobró 100.000 vidas al menos -- el Presidente Abdulaziz Bouteflika decidía revivir la estrategia de Bendjedid, ofreciendo concesiones a los islamistas en una apuesta por marginar a la izquierda y los liberales.

Argelia tiene hoy el gobierno más islamista de su historia. El Frente de Liberación Nacional (FLN), que permanece como partido en el poder en Argelia, siempre ha tenido una personalidad dual. Por una parte, se describe como socialista y fue activo en el movimiento de la izquierda internacional. Por la otra, jugó la baza islamista como elemento de autodefinición contra los anteriores señores coloniales de Argelia.
Hoy, el ala islamista del FLN hace honor a su nombre. El Primer Ministro Abdulaziz Belkhadem es un devoto fiel con vínculos con la Hermandad Musulmana. Al menos un tercio de los cargos del gabinete es ostentado por islamistas "moderados", al tiempo que liberales e izquierdistas han sido excluidos. Ahmed Ouyahya, el ex primer ministro que jugó un papel central a la hora de derrotar a los islamistas, ha sido apartado y sus reformas clave, que habían enfurecido a los islamistas, derogadas o invertidas. El giro islamista del FLN ha conducido también a una amnistía general que ha permitido que miles de criminales se reintegren en la sociedad. Miles más, algunos de ellos con sangre en sus manos, han sido liberados de prisión y, en muchos casos, hasta reintegrados al servicio civil. Y ni por esas se han ganado la simpatía de los islamistas. Como demuestran los ataques más recientes por toda Argelia, incluyendo una espectacular operación suicida en la capital, la postura anti-izquierda y anti-liberal no ha satisfecho a los fanáticos religiosos.

¿Qué hará el régimen en las elecciones generales del mes que viene? ¿Utilizará la notoria maquinaria de fraude para producir una mayoría falsa con el fin de complacer a los islamistas? ¿O concederá a las formaciones liberal y reformista del país el espacio que necesitan para hacer sentir su presencia?



Buen artículo que debería servir para abrirle un poquito los ojos a los que desde eurabia jalean a los islamistas en la creencia de poder utilizarlos como arma arrojadiza tanto a nivel internacional (en su ridícula rivalidad con los USA) como doméstico (en las aún más ridículas luchas por un puñado de votos aquí o allá)

El que alimenta a la fiera corre el peligro de acabar devorado por ella. Y desde luego está colaborando al sufrimiento y la muerte de muchos inocentes a manos de los islamistas.Para muestra un botón como la entrevista que sigue a continuación.



Porque odian
Por Larry Elder


Libramos una guerra que es mucho peor que el Nazismo y que nada contra lo que hayamos luchado antes porque ni siquiera los Nazis animaban a sus hijos a adosar bombas a sus cuerpos y después celebraban sus muertes, igual que las muertes de sus víctimas.
"Porque odian: una superviviente del terror islámico advierte a América", está firmado por Brigitte Gabriel. Esta es una versión editada de nuestra entrevista.

Larry Elder: Usted es de ascendencia libanesa cristiana. Cuando escucha lo que dijo Rosie O'Donnell, que el extremismo cristiano es tan malo como el extremismo islámico, ¿cómo reaccionó?

Brigitte Gabriel: Bien, no sé en qué país vive, pero yo no recuerdo cuándo fue la última vez que vi a un cristiano decapitar a alguien en televisión, o decapitar a alguien y anunciarlo en internet. No recuerdo escuchar a un cristiano predicar que los musulmanes son monos y cerdos porque están malditos por Jesús, el modo en que los musulmanes están enseñando que nosotros somos cerdos y monos. No recuerdo la última vez que un cristiano entró en un parvulario, secuestró a los niños y empezó a dispararles por la espalda como hicieron los musulmanes en Beslán, en Rusia, cuando accedieron al recinto escolar y secuestraron a los niños y empezaron a masacrarlos y matarlos. [Rosie] estaría mejor dando gracias de vivir en América porque si estuviera viviendo en Irán y se pronunciase contra su país -- o contra cualquier país árabe -- sería decapitada o enterrada textualmente medio cuerpo en el suelo, para ser lapidada.

Elder: ¿Estudió Islam?

Gabriel: No, no estudié Islam; yo viví el Islam. Yo viví en Oriente Medio. Leo el Corán en árabe -- no necesito traducción. Algo pasa con vivir en un lugar y ser testigo y proceder de una cultura y chivarte de esa cultura, y es muy distinto a alguien que se licencia en Islam y vive en Oriente Medio durante dos meses para poder escribir su tesis.

Elder: Usted se crió en el Líbano, tenía 10 años y vivía en el sur del Líbano cuando militantes musulmanes... entraron en tromba en su país y declararon la jihad contra los cristianos libaneses como usted.

Gabriel: Sí, mi 11 de Septiembre me sucedió en 1975 cuando era una niña de 10 años, viviendo a mi aire y preocupándome de mis cosas [en] una pequeña ciudad del sur del Líbano. Yo era hija única de un empresario y su esposa. Fui bendecida con una infancia maravillosa... me colmaron de amor y de todo con lo que la vida les había bendecido. Sin embargo, nuestras vidas dieron un vuelco porque en 1975, los musulmanes declararon la Guerra Santa a los cristianos del Líbano. Mi hogar se hizo pedazos a mi alrededor, enterrado en los escombros, herido mientras los autores materiales gritaban "Alá ajbar" [Alá es grande]. Mi único crimen fue ser una cristiana residente en una ciudad cristiana. A los 10 años aprendí el significado de la palabra "infiel". Recibí un curso acelerado de supervivencia, no en las Girl Scouts, sino en el refugio antibombardeos en el que viví durante 7 años de mi vida en un frío sobrecogedor, oscuridad total, bebiendo agua estancada y comiendo hierba para vivir. Recuerdo que a la edad de 13 años, me puse mi ropa de entierro para irme a dormir, esperando ser masacrada. A la edad de 20 años, había enterrado a la mayor parte de mis amigos, que fueron asesinados por musulmanes.

Elder: Usted llama a su libro una llamada a despertar. Díganos lo que Occidente no comprende acerca de lo que yo llamo islamofascismo. Y, ¿cree que "islamofascismo" es un término apropiado?

Gabriel: Sí, es un término apropiado. Luchamos contra el islamofascismo, libramos una guerra que es mucho peor que el Nazismo y que nada contra lo que hayamos luchado antes porque ni siquiera los Nazis animaban a sus hijos a adosar bombas a sus cuerpos y después celebraban sus muertes, igual que las muertes de sus víctimas. Los islamistas están animando a sus hijos a morir.

Elder: Hay 1.200 millones de musulmanes en el mundo. Analícelos por ideología.

Gabriel: No todos ellos son radicales. Estimamos que los radicales son entre el 15 y el 25%; eso se traduce en entre 180 y 300 millones de personas como Mohammad Atta, que están dispuestas a adosar bombas a sus cuerpos y perpetrar operaciones de martirio.

Bien, eso sigue siendo una minoría, 15 a 25%, pero 300 millones de Mohammad Attas preparados para esparcir su sangre por Occidente... Bien, el resto de ellos... desprecia a Occidente, odian nuestra occidentalización, nos creen moralmente corruptos, que estamos corrompiendo al mundo, y creen que somos una influencia tan mala para el mundo que es necesario pararnos a cualquier precio. Pueden no estar dispuestos a cometer operaciones de martirio por sí mismos, pero se sentarán y animarán y apoyarán a aquellos dispuestos a matarnos.

Elder: ¿Estamos ganando?

Gabriel: No, estamos perdiendo.

Continuación de la entrevista.


Tan culpable como el asesino es el que permite sus asesinatos. Y el que los fomenta financiando a grupos terroristas, tal y como hace la Unión Europea y algunas ONGs y lobbys "progresistas".



Etiquetas:

4 comentarios:

  • No creo que estemos perdiendo.
    Israel está mejor que antes del 11-s, Irán está peor, con Afghanistán e Irak en sus fronteras haciendo presión. El propio Irak es menos peligroso ahora para nosotros que antes del 11-S.
    Hay muchos peligros, y el principal enemigo está dentro de nuestros propios paises: el derrotismo. Pero no estamos peor, sino mejor, a pesar de todo.
    Ahora bien, aún no hemos ganado.Y aún podemos perder, eso está claro.

    De Blogger QRM, A las 4/29/2007 10:38 a. m.  

  • Saludos Paco. Luego de regresar el jueves del viaje Marcha Por La Vida he dedicado estos últimos días para leer todo lo que me perdí en los ocho o nueve blogs que suelo entrar (incluido el tuyo). Ya he leido todo lo que publicaste en estas últimas dos semanas y quiero felicitarte por el maravilloso material que nos traes. Estoy muy pero muy muy contento de que Es-israel haya regresado, con diferentes autores, pero mismo corazón. Cuando termine de hacer mi archivo con los textos y fotos (más de 500) sobre el viaje te las voy a mandar por e-mail para que las publiques. Desde que volví del viaje tengo una bandera israelí y un mapa de Israel colgados en mi habitación. Tengo más fuerzas que antes y mucha alegría de estar de vuelta. Te mando un cordial Shalom y un gran abrazo amigo.

    AM ISRAEL JAI

    De Anonymous Andrés, A las 4/30/2007 4:32 a. m.  

  • Bienvenido amigo Andrés. Estoy deseando ver lo que me mandes.

    De Blogger pacobetis, A las 4/30/2007 1:13 p. m.  

  • Me gustaría ser tan optimista como tú QRM, pero no lo veo tan claro. Estoy de acuerdo contigo en lo referente a Irak, Irán, Afganistán, ... De Israel lo que me preocupa es su gobierno (débil y amanerado), por lo demás estoy convencido que sabrá salir con bien de la situación actual.
    El problema lo tenemos nosotros dentro de nuestras sociedades, que han decidido rendirse y no parecen dispuestas a luchar ni siquiera por su propia supervivencia como sociedades libres y democráticas. Ojalá que la gente vaya dándose cuenta de lo que se está "cociendo" a su alrededor y reaccione. Nosotros al menos lo intentamos, espero que algo consigamos.
    Un saludo.

    De Blogger pacobetis, A las 4/30/2007 1:19 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal