Sentir, luchar, vencer ... podemos

jueves, enero 31, 2008

Nazis de ayer y hoy


Andrés nos manda el siguiente artículo que José Benmatías escribe sobre el abyecto tratamiento que están dando los medios de comunicación internacionales a la lucha antiterrorista que está llevando a cabo Israel contra la infraestructura terrorista palestina en Gazastán y las comparaciones con la Shoah (Holocausto) en la que murieron 6 millones de judíos: http://www.melillahoy.es/noticia.asp?ref=36202

Auschwitz, Gaza y el antisemitismo
José Benmatías


Quisiera dejar constancia aquí de algunos datos: en el año 2007 se han lanzado a territorio israelí más de 2.000 cohetes Qassam desde Gaza. Desde que Hamas tomara el poder de la Franja, el promedio de lanzamientos supera los 250 al mes. En el presente año, se han disparado más de 450 cohetes y morteros. Treinta mil civiles israelíes están expuestos diariamente a la amenaza de cohetes. Y por supuesto, Gaza no está "ocupada".
Cuando el gobierno israelí de retiró de Gaza en la segunda quincena de agosto del 2005, se pensó que aquella era una oportunidad para la paz. Al fin y al cabo, la potencia "ocupante" se retiraba y dejaba a los palestinos la plena autonomía del territorio. Hoy tenemos los resultados: Gaza se ha convertido en un feudo mayoritariamente de islamistas, donde el grupo terrorista Hamas ha tomado el poder y desde donde se ataca continuamente a civiles israelíes. La retirada no ha servido más que para dejar a merced del fanatismo a los israelíes. Y hay quienes, como los cachorros de BADR, desean verlos muertos.
El gobierno israelí ha decidido poner restricciones al suministro de combustible que llega a los palestinos, debido a los ataques -que nunca se cuentan en los medios- de Hamas. La Convención de Ginebra no impide el corte parcial o total, temporal o ilimitado de corriente eléctrica. En este caso, efectivamente, es limitado. Si gran parte de la población palestina de Gaza está a oscuras es sencillamente porque sus líderes desean emplear el flujo de combustible que todavía sigue llegando para menesteres más apropiados para la causa palestina, verbigracia, para continuar la fabricación de cohetes que van a parar directamente a viviendas y escuelas israelíes. El estado israelí está en el legítimo derecho de proteger a sus ciudadanos.
Si el Holocausto ha enseñado algo a los judíos es que nunca más, jamás, se resignarán a morir indiscriminadamente. Puede que mueran, sí, pero lo harán defendiéndose. Y esta es precisamente la garantía del estado judío, la de procurar la salvaguarda de la vida judía y protegerla de enemigos reales y potenciales. Lo que está ocurriendo a día de hoy en Gaza es una prueba de ello. Comparar la situación de los judíos bajo la Alemania nazi con la de los palestinos es, cuanto menos, una rampante falsedad, un canibalesco ejercicio de propaganda antijudía y una ignominia propia de judeófobos del más variado pelaje. Quienes lo sostienen, amén de no saber nada del Holocausto, no tienen perdón ni aquí ni en el más allá: están profanando la memoria de seis millones de víctimas que murieron por el mero hecho de ser judíos.
¿Acaso hacinan a los palestinos en vagones de ganado? ¿acaso se les envía a campos de concentración para su posterior exterminio? ¿acaso mueren asfixiados en cámaras de gas? ¿acaso se realiza experimentos médicos con ellos? ¿acaso no viven más de millón y medio de árabes en Israel con plenos derechos civiles y políticos? Hay muchísimos más "acasos". El Holocausto fue la mayor industria de exterminio jamás conocida por el hombre. No ha tenido semejanza en toda la Historia. En consecuencia, comparar Gaza con Auschwitz únicamente puede deberse a la ignorancia más cruel o al más senil antisemitismo. En el caso de BADR, me temo que se debe a las dos cosas.
Que, además, su artículo haya sido publicado el pasado día 27, Día Internacional en memoria de las víctimas del Holocausto, demuestra el odio putrefacto de semejantes individuos.

Por otro lado, y siguiendo con lo mismo, en el editorial de Libertad Digital (http://libertaddigital.com/opiniones/opinion_41707.html)podemos leer sobre la vergonzosa actitud del partido (nacional)socialista BNG (Bloque Nacionalista Gallego) que impidió que la Diputación Permanente del Parlamento de Galicia pudiera aprobar con motivo del Día Internacional de Recuerdo de las Víctimas del Holocausto una declaración institucional de condena del nazismo y recuerdo de sus millones de víctimas, al oponerse a un texto que contaba con el respaldo del PSOE y del PP. El comportamiento de esta gentuza raya en la idiotez. Son peores, mucho peores, que los neonazis declarados. Estos al menos hacen de su maldad una bandera y exhiben orgullosos sus miserias. Los supuestamente progresistas del BNG están dispuestos a caer en lo más bajo por simple oportunismo que justifique sus desvarios. Las malas ideologías son terribles y causan mucho daño pero aún peor es la nueva visión amanerada y falta del más mínimo conocimiento de la que hace gala la nueva progresía de eurabia. Y no olvidemos que ellos se limitan a vender un producto previamente publicitado por la "intelectualidad" y que las masas aborregadas comprarán sin rechistar mientras esperan el nuevo capítulo del culebrón de turno.
Es posible estar contra la política de Israel y ponerse de parte de los palestinos sin recurrir a ultrajar a las víctimas de la Shoá. Pero para eso es necesario dejar de lado la mala fe y tener algo de inteligencia. No se cual de los dos requisitos es más imposible para esta gentuza.

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal