Sentir, luchar, vencer ... podemos

viernes, enero 25, 2008

¡Milagro, milagro!

El día que Israel detuvo el calentamiento global
por George Karim Chaya (Analista Político Internacional experto en Oriente Medio y conferenciante Titular por la International Consulting in Politics Affaires on Middle Eastern and Hispanic América uno de los Think Tank mas reconocidos de America Latina, es Consultor y asesora Gobiernos de América Latina en materia de Oriente Medio)
http://www.elreloj.com/

En lo que a la progresía mundial se refiere, la presente semana ha comenzado con un fenómeno meteorológico sin precedentes: el calentamiento global, el incremento de la temperatura del planeta a causa del efecto invernadero, ha seguido su curso en todo el globo, menos en un punto. En la Franja de Gaza, y durante alrededor de 24 horas, una espectacular caída de las temperaturas ha estado a punto de provocar una crisis humanitaria, a la que los palestinos no podrían hacer frente dado que Israel ha suspendido el abastecimiento de combustibles como medida contra los misiles palestinos Kassam.
La temperatura en Gaza, un invierno suave propio de lo que muchos países europeos llaman ‘primavera’, ha estado de pronto a punto de congelar a miles de palestinos, suscitando una serie de comunicados de prensa que brillan por su ausencia no sólo en cuanto a neutralidad, sino también con los misiles palestinos que llueven a diario, o cuando hace menos de una semana un misil Katyusha sobrevolaba el espacio aéreo israelí procedente del Líbano.
¿O no ha sucedido así? A media mañana de las 24 horas de la crisis climática que ha estado a un tris de congelar Gaza, todas las embajadas de Israel en el extranjero emitían un comunicado - tan religiosamente ignorado por los medios occidentales como los misiles Kassam y sus muertos, heridos y daños materiales - en donde se explica que "el suministro de electricidad a Gaza desde las plantas generadoras de Israel (124 megavatios) y Egipto (17 megavatios) ha seguido ininterrumpidamente". ¿Pero no se estaban congelando los palestinos? ¿Podríamos estar ante un golpe de relaciones públicas por parte de Hamas, parecido al de Irán con el informe NIE sobre su capacidad nuclear o el episodio, preparado con meses de antelación, de la jihad de las viñetas? La respuesta, como todo en Oriente Medio, es más compleja, y se encuentra en las calles de Gaza.
Hay otro aludido en la zona que seguía el corte del suministro con más interés que Israel: Fatah. Al parecer, la dirección de la Autoridad Palestina en Ramala esperaba que el colapso en Gaza provocara inmediatamente una tercera intifada, esta vez contra Hamas. Pero los líderes se han encontrado con una sorpresa desagradable: en lugar de manifestantes anti-Hamas, el complejo de la Mukata era rodeado de palestinos con velas culpando no sólo a Israel, sino a la retahíla habitual de sermón de viernes: Estados Unidos, países árabes... y al propio Abbás. Las imágenes difundidas por Al Yazira han sido tan perjudiciales para la Autoridad Palestina que algunos de sus funcionarios han empezado a acusar al canal qatarí vía satélite de ser pro-Hamas.
Junto a las imágenes de miles de palestinos celebrando el 20 aniversario de Hamas hace unas semanas, las nuevas imágenes de civiles con velas demuestran que una vez más, la teoría europeísta de que la ayuda internacional reduce las filas de fieles de un movimiento islamista es una ilusión. Mientras tanto, funcionarios de Fatah no acusan a Israel de nada humanitario, sino de haber favorecido un golpe de relaciones públicas por parte de Hamas (en árabe al menos).
En otro orden de cosas, mientras el clima en Gaza vuelve a calentarse como en todo el planeta y algunas agencias intentan arreglar el traspiés - de pronto una "presión internacional" ha restablecido el flujo, aunque contrastando el comunicado israelí con las medidas "nuevas", no se hace nada que no se hubiera pactado antes - es llamativo y preocupante recordar las palabras del antiguo secretario de estado norteamericano en funciones Robert Zoellick en su última intervención para la cadena ABC, acerca del Irak de posguerra: "Puede que vivan anclados en el siglo VII, pero saben cómo manejar a los medios".
Lo que podemos ver en el siguiente enlace SÍ es real:
Menos mal que aún quedan periodistas honrados y que lo ven claro:

Una prensa antijudía
POR ALFONSO ROJO (http://www.abc.es)
No es cuestión de criterio o de valoración. Buena parte de los periodistas y por extensión de los medios de comunicación españoles, son descarnadamente antijudíos.
Nadie con una pizca de sensibilidad y dos dedos de frente puede permanecer impertérrito ante la imagen de una decena de niños palestinos alumbrándose con velas o frente a la noticia de que escasean en la Franja de Gaza medicinas esenciales. Tampoco ante el espectáculo de decenas de miles de personas saltando la frontera con Egipto, para abrazar parientes, aprovisionarse de alimentos o respirar con más libertad unas horas.
Pero no alteremos la realidad. Titular que la gente cruza empujada por el hambre, provocada por Israel, como han hecho algunos, es mentir. En las filmaciones distribuidas por las grandes cadenas de televisión, que se han lanzado como tiburones sobre el acontecimiento, no se ven paisanos acarreando sacos de pan o paquetes de comida y sí bastantes con electrodomésticos y antenas parabólicas.
Ese detalle o que el aluvión fronterizo tenga tintes de romería no aminora la tragedia de Gaza o permite suponer que el millón y medio de palestinos atrapados entre Egipto e Israel, en un pedazo de tierra sucio y desolado, subsisten en condiciones aceptables.
Las condiciones de vida de los habitantes de la Franja, unidas al agobiante confinamiento que padecen, son detestables, pero también lo es el comportamiento de sus dirigentes.
Las tropas israelíes abandonaron Gaza en octubre de 2005 y desde entonces, los milicianos de Hamás no han cesado de disparar contra territorio israelí. A un promedio de 20 ataques diarios.
Los mismos tertulianos que exigen indignados que la Comunidad Internacional castigue a Israel por cortar el suministro de carburante a Gaza, podían haber reclamado una intervención contra el Gobierno de Hamás, por permitir el lanzamiento cotidiano de cohetes Kassam. Y no lo han hecho, ni lo harán.
¿No tiene derecho Israel a defenderse? ¿Podemos criticar que tome medidas contra quienes agreden a sus ciudadanos?

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal