Sentir, luchar, vencer ... podemos

domingo, septiembre 30, 2007

¡A por Ahmadineyad!


La vergonzosa visita de Ahmadinejad
Walid Phares (
http://porisrael.org/)

La visita del Presidente de Irán Mahmoud Ahmadinejad a Naciones Unidas abre una oportunidad para que los líderes y activistas americanos expresen su opinión no solamente respecto a su comparecencia ante la ONU, sino también acerca de la barroca invitación extendida por una institución de la liga universitaria, la Universidad de Columbia, a un líder de un régimen responsable de masacres, terrorismo y amenazas nucleares. Si hubiera que poner título al debate, sería "Traición a la democracia en Columbia ".
Cuando leí en las conversaciones en los foros antes de que se publicara acerca de ello, me di cuenta de que al reunir la información, uno se hace una imagen diferente a la proyectada normalmente por algunas franjas de los medios de referencia y la mayor parte de los estudios de Oriente Próximo en Estados Unidos. Unánimemente, los líderes americanos procedentes de Oriente Medio consultados rechazan la visita de Ahmadinejad a la ONU con motivo de la implicación de su régimen en la opresión dentro de Irán y el respaldo y el patrocinio al terrorismo en Afganistán, Irak, Palestina y el Líbano .
Los comentarios realizados por estos americanos de ascendencia iraní, siria, libanesa y palestina, así como las declaraciones del Dr . Zuhdi Jasser, del Foro Islámico Americano para la Democracia, demuestran claramente que los grupos étnicos, religiosos y democráticos radicados en Estados Unidos que tratan de los derechos humanos en Oriente Medio se oponen a las dictaduras, los regímenes totalitarios y el terrorismo jihadista. Al contrario de lo que dice el estamento académico "de referencia" y lo que simulan los grupos de presión de patrocinio wahabí, la mayoría de los entre 5 y 6 millones de americanos con raíces en Oriente Medio, incluyendo particularmente a los americanos de ascendencia iraní, se opone a las políticas de Ahmadinejad y aprueba la contención de su régimen por parte de Estados Unidos .
A partir del debate, uno puede ver con claridad que la decisión de la Universidad de Columbia de invitar a Ahmadinejad a un prestigioso foro en América es el producto de un intenso esfuerzo de presión por parte de los intereses petroleros iraníes, que ha ingresado en el ámbito intelectual de los campus americanos a golpe de talonario. Esta invitación no cambiará mucho la situación del régimen, que continuará comportándose como fascista y terrorista como dicen los testimonios de disidentes y grupos de la oposición, pero cambiará la percepción de más americanos del papel de algunos centros elitistas de este país. Tamaño desastre moral incrementará la capacidad de la ciudadanía norteamericana para ver con claridad cómo los regímenes petroleros, el wahabí y el jomeinista, han tenido éxito penetrando en fortalezas educacionales de América. Los argumentos planteados por la Universidad acerca de "libertad de pensamiento y expresión" no engañan a un público cada vez más consciente .
La Universidad de Columbia no habría aceptado invitar al dictador chileno Pinochet a expresar "sus opiniones" sobre los 30.000 desaparecidos; las instituciones de la liga universitaria tampoco habrían invitado a Milosevich, o al Papá Doc de Haití, a compartir "sus análisis" de los sucesos del mundo. ¿Por qué? Porque no tienen petrodólares. Tal vez Columbia tenga celos de Harvard y Georgetown, que hace algunos meses recibieron alrededor de 40 millones de dólares entre las dos procedentes de emires wahabíes .
¿ Se utilizarán dentro de poco unos dividendos de 40 millones de dólares para comprar una cátedra en Columbia que enseñe el trabajo social de los Pasdarán, o los estudios en materia de seguridad de Hezbolá? ¿Quién sabe? Invitar a un líder que envía dinero a los terroristas en Irak, el Líbano y Gaza y que aprueba masacres en Buenos Aires, que quiere eliminar a naciones enteras con armas nucleares y "educar" al público americano, es un contundente recordatorio de julio de 2006, cuando Harvard invitaba a "Talibanes académicos" para "educar al público americano acerca de sus logros ".
La dirección de la Universidad se está empleando a fondo en promocionar a pasados, presentes y futuros mandos asesinos entre la ciudadanía americana. Esto es lo que escribirán los historiadores en los próximos años, y esto es lo que las próximas generaciones en las aulas de Columbia van a estudiar.

NO TENDRIAN QUE HABERLO DEJADO ENTRAR
Ana Jerozolimski (Publicado en Semanario Hebreo de Uruguay)
(http://porisrael.org/)

A Mahmud Ahmadinejad, Presidente de la República Islámica de Irán, le tendría que haber estado prohibida la entrada a Estados Unidos. Es una vergüenza que se le haya cedido el podio de oradores de las Naciones Unidas para dirigirse al mundo, y peor todavía, haberle invitado a disertar en la Universidad de Columbia.
"Esto muestra la grandeza de Estados Unidos", dijo el Presidente George Bush, en referencia a la posibilidad dada al dictador iraní de hacer uso de la palabra ante los estudiantes. Nos permitimos discrepar. Ni la grandeza ni la democracia salen ganando con la invitación a Ahmadinejad . A nosotros nos parece todo lo contrario.
La democracia es sin duda el único sistema aceptable de gobierno, porque es el único que permite de hecho una vida en sociedad que respete al ser humano como tal. Es el único digno porque es una concepción de vida que permite el libre pensamiento, la diversidad de opiniones, la posibilidad de elegir precisamente cómo vivir.
Pero tiene una falla. La única, al menos, que nos parece evidente. No siempre sabe cómo defenderse. No siempre capta dónde poner el límite. Y defenderse no es sólo desarrollar misiles balísticos o armas potentes para lanzar un ataque preventivo antes de que nos maten o para poder responder cuando se nos ataca. Defender la democracia y a los demócratas, es también impedir que quienes ven el mundo de otra forma, se aprovechen de ella .
Además, no es que con apariciones como las de Ahmadinejad en Nueva York, se esté aportando al diálogo o al acercamiento. En absoluto. Nos pareció muy acertada, en este sentido, la opinión del analista israelí Yosi Melman en el periódico "Haaretz". "..No hay posibilidades de convencer a un ideólogo cuya concepción de mundo está tan clara, como lo es Ahmadinejad, perteneciente a la corriente más extremista y mesiánica del establishment religioso de su país". Melman da un ejemplo concreto: "Su extremismo se pone de manifesto en el hecho de que su mentor y su ídolo, Muhamad Taki Basbah-Izdi, fue considerado por el fundador de la República Islámica y su líder espiritual, Khomeini, como quien debiera estar en arresto domiciliario, debido a su creencia de que hay que acelerar el fin para apurar la llegada del Mesías (Mahdi)".
l Decano que invitó a Ahmadinejad dijo que "habría invitado también a Hitler". Pues bien, valdría la pena examinar el criterio del catedrático en cuestión. Decir eso hoy, no nos parece que sea ejemplo de libertad académica sino una afirmación peligrosa, dado que ya se sabe qué hizo Hitler y de qué fue capaz. Tampoco Ahmadinejad oculta sus intenciones aunque cada tanto intente disfrazarlas.
Escuchar toda su sarta de mentiras en los foros que le han sido brindados, es no sólo preocupante, sino también patético.
En aras de "la verdad científica" destaca la necesidad de "investigar" el Holocausto "si es que sucedió". Se habrá equivocado el Presidente de la Universidad de Columbia Lee Bollinger, a nuestro criterio, al permitir que Ahmadinejad hable ante sus alumnos, pero estuvo acertado al afirmar, al dirigirse al Presidente iraní, que la negación del Holocausto es "un asunto peligroso, para iletrados e ignorantes", agregando que se trataba del "evento más documentado de la historia humana".
Claro que no podía faltar la aclaración de que "si realmente hubo Holocausto ¿por qué los palestinos tienen que pagar por ello?".
Los palestinos no "pagan" por el Holocausto. Los separa de Israel un conflicto duro y cruento, con elementos políticos y territoriales de por medio, con influencia religiosa, un conflicto que se habría evitado si sus líderes y los del mundo árabe hubiesen aceptado dividir la tierra entre los dos pueblos, como aceptó el liderazgo sionista ya antes de la creación de Israel. Pero más allá de ello, cabe recordarle a Ahmadinejad y a aquellos que lo aplaudieron-que Israel no se creó debido al Holocausto. La terrible hecatombe en la que el pueblo judío perdió a una tercera parte de sus hijos, fue sin duda un catalizador, pero la lucha de liberación nacional judía ya había comenzado, respondiendo a una ligazón ancestral con la tierra de Israel. Cuando judíos eran enviados a las cámaras de gas en Europa, antes de saberse siquiera que ello sucedía, en la entonces llamada Palestina, Eretz Israel, florecía el "ishuv" judío, con vida cultural, económica y una ejemplar búsqueda de justicia social en forma del muy arraigado sistema kibutziano.
La Tierra de Israel, en parte de la cual se creó el Estado de Israel, recibió a los sobrevivientes del Holocausto. La existencia del Estado de Israel, debe garantizar que una tragedia así nunca pueda repetirse.
Pero en ese Estado, Israel no busca vengarse de los nazis hostigando a vecinos con los que no ha logrado la paz. No sólo porque no es esa la intención de Israel. No sólo porque los palestinos no sufrirían nada hace ya mucho de no ser por el extremismo de quienes los han liderado tanto tiempo y de figuras como Ahmadinejad que creen ayudarles a hacer respetar sus derechos, si los alientan a vivir en odio y extremismo. No sólo por eso. Israel no busca vengarse de los nazis atacando a los palestinos, ya que no existe venganza que realmente haga pagar a alguien los crímenes cometidos en la Shoá.
La única venganza posible es seguir viviendo a pesar de que quisieron exterminarnos, seguir convencidos de que hay mucho para crear y crecer, en lugar de dedicarse al odio y a la muerte. Pero eso es algo que Mahmud Ahmadinejad jamás podrá entender.

"La exultante visita de Ahmadinejad (Presidente de Irán) a la ONU y NY....."
Vicente R. Gutiérrez Santos

Dijo el Presidente George M. Bush: "Esto muestra la grandeza de Estados Unidos", en referencia a la facilidad dada al dictador iraní de hacer uso de la palabra ante los estudiantes de Columbia University. Ana Jerozolimski, en el Semanario Hebreo de Uruguay afirmó: "Nos permitimos discrepar.
Ni la grandeza ni la democracia salen ganando con la invitación a Ahmadinejad. A nosotros nos parece todo lo contrario"
Mi comentario personal (VGS): A Mr. Bush le falta la adaptación al otro lado del mundo. Allá no tienen el mismo criterio por ser un país islámico belicoso y su Jefe de Gobierno pretender la guerra exterminadora. Quien cede es nuestra Democracia que está padeciendo cambios desde la II Guerra Mundial y no acaba de adaptarse. Todos los derechos tienen su limitación y el libertinaje
NO es libertad. Quiero destacar el ejemplo del Estado de Israel, cuna de la democracia en el Medio Oriente, que muchas veces ha tenido absoluta necesidad de entrar en guerra por la amenaza de los países o pueblos fronterizos. Ahora es peor, pues Hezbollah amparado por Irán y Syria, quieren de todas maneras impulsar la guerra contra Israel y Líbano para hacerlos desaparecer! Con cientos de veces de extensión territorial y de población, bajo el manto del islamismo universal, quieren forzar al estado judío ( 6.5M y 25,000 kms2) que tanto les molesta por haber sabido recuperar siglos de inoperancia y sufrimiento para aportar al mundo la tecnología, las ciencias y la literatura de sus hijos. No hay más que echar un vistazo a los Nobeles de Literatura y Medicina.
Hasta Mahmud Ahmadinejad pretende difamar el Holocausto como "no existente". Evidentemente, su formación en la infancia demuestra lo que le transmitieron. Estoy seguro que aprendió la frase islámica de "monkeys and pigs" referencia irrespetuosa a los judíos
Siguió diciendo Ana Jerozolimski: "La Democracia es sin duda el único sistema aceptable de gobierno, porque es el único que permite de hecho una vida en sociedad que respete al ser humano como tal. Es el único digno porque es una concepción de vida que permite el libre pensamiento, la diversidad de opiniones, la posibilidad de elegir precisamente cómo vivir".
Mis comentarios: Yo estoy de acuerdo. Algunos politólogos afirman que el Sistema Democrático es el menos malo de los sistemas. Esto es lo que se palpa, lo que se continúa trasmitiendo a las nuevas generaciones, pero todo tiene su límite y muchas veces hay que saber detener el carro que estás manejando (driving). Si no frenas o conduces con mayor responsabilidad excederá la velocidad permitida. Por lo tanto, estarás infringiendo la ley. Y en paralelo, no debes, no puedes conducir bajo el alcohol y mucho menos bajo las drogas. Este efecto hay que detenerlo.
Y continúa Ana Jerozolimski: "Pero tiene una falla. La única, al menos, que nos parece evidente.
No siempre sabe defenderse. No siempre capta dónde poner el límite. Y defenderse no es sólo desarrollar misiles balísticos o armas potentes para lanzar un ataque preventivo antes de que nos maten o para poder responder cuando se nos ataca. Defender la democracia y a los demócratas, es también impedir que quienes ven el mundo de otra forma, se aprovechen de ella".
Mi comentario final: Por supuesto, la excepción confirma la regla. El fallo detectado tiene esos dos "timings". Si lo detectas "después de" no hay solución alguna. Igual que si es una enfermedad mortal. Por ello, la medicina preventiva es la ideal, no la medicina curativa. A ver si sabemos transmitir esto a las juventudes para evitar la repetición negativa en el mañana. Si observamos
otros estilos de management y gestión política percibiremos los fallos de los jefes de gobierno. Las juventudes deben sentir no sólo vocación, sino también obligación por administrar y defender su patria. Quiero recordar el ejemplo reciente del gobierno australiano planteando la disyuntiva a los musulmanes inmigrantes: "O se adaptan a las leyes y costumbres australianas o tienen libertad para abandonar el país al igual que se les permitió su entrada". Algunas naciones de la Unión Europea debieran imitar al joven país australiano.A veces los alumnos se convierten en profesores.
Además, no es que con apariciones como la de Ahmadinejad en Nueva York, se esté aportando algo al diálogo o al acercamiento. En absoluto. Nos pareció muy acertada, en este sentido, la opinión del analista israelí Yosi Melman en el periódico "Haaretz". ". No hay posibilidades de convencer a un
ideólogo cuya concepción de mundo está tan clara, como lo es Ahmadinejad, perteneciente a la corriente más extremista y mesiánica del establishment religioso de su país". Melman da un ejemplo
concreto: "Su extremismo se pone de manifesto en el hecho de que su mentor y su ídolo, Muhamad Taki Basbah-Izdi, fue considerado por el fundador de la República Islámica y su líder espiritual, Khomeini, como quien debiera estar en arresto domiciliario, debido a su creencia de que hay que acelerar el fin para apurar la llegada del Mesías (Mahdi)".
Mis comentarios de cierre: Ante todo, gracias por las opiniones de Ana Jerozolimski, en el Semanario Hebreo uruguayo, que comparto en plan de sociedad politóloga. También estoy totalmente de acuerdo con el analista israelí Mr. Melman. Tenemos que aprender a prever, actuar por anticipado y no a lamentarnos "gone with the Islam and the bomb". Quisiera endosar el turno a Mr.
Barack Hussein Obama. El especialmente tendría que aclarar cuáles son sus posturas políticas en este sentido hoy por hoy. No debe callar ya que es una alternativa de candidato presidencial por el Partido Demócrata. Sus dos años de formación en la Escuela de Wahabbick, Jakarta, puede haberle dejado huellas. El tiene la palabra ahora.... Los norteamericanos merecen aclaraciones.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal