Sentir, luchar, vencer ... podemos

domingo, abril 01, 2007

PSOE bajo fianza: Los "corrutos" de Pepiño




LO QUE ALTOS CARGOS SOCIALISTAS HAN TENIDO QUE PAGAR PARA SALIR DE LA CÁRCEL
El PSOE "bajo fianza"
El secretario de Organización del PSOE se ha permitido este sábado el sarcasmo con el lema electoral del PP. José Blanco ha convertido Confianza en "Con Fianza" para subrayar que la elección del eslogan obedece a que los candidatos populares se presentarán "bajo fianza". Ha sido su peculiar forma de llamarles "delincuentes" y meter hacer campaña con los casos de supuesta corrupción de cargos públicos del PP investigados por instrucciones de la Fiscalía y del aparato policial del PSOE. Pero si hay un partido con experiencia en el pago de fianzas judiciales, es el PSOE.

A continuación, se detalla una relación de las más relevantes, impuestas por la Justicia a altos cargos del PSOE:

Ministros, secretarios de Estado, concejales, alcaldes, directores generales, hasta un gobernador del Banco de España, todos nombrados por el PSOE, han tenido que desembolsar millones para salir de la cárcel. En 1996, el partido de José Blanco presentó a José Barrionuevo como candidato, cuando el ex ministro se encontraba en situación de libertad bajo fianza. Los últimos en pagar en ese partido son, por ahora, dos ex alcaldes de Ciempozuelos.


* Diciembre de 2006. Joaquín Tejeiro y Pedro Antonio Torrejón, ex alcaldes de Ciempozuelos, presos en la prisión Madrid III, de Valdemoro. 900.000 euros de fianza cada uno. Acusados por presuntos delitos de cohecho y blanqueo de capitales.
* 13 de marzo de 2001. Aida Álvarez, ex responsable de finanzas del PSOE. Se le impone una fianza de 112.000 euros (antes, 18 millones de pesetas), bajo la acusación de los delitos de cohecho y falsedad de documento oficial.
* 2 de febrero de 2000. José Barrionuevo y José Luis Corcuera, ex ministros del Interior; Julián Sancristóbal, ex director general de la Seguridad, y José María Rodríguez Colorado, ex director de la Policía, alegan ante la juez Carmen Valcarce que no pueden pagar las fianzas por un montante total de 2.000 millones de pesetas que se les ha impuesto por el caso de los fondos reservados. En concreto, se fijan 298 millones para Barrionuevo; 634, para Corcuera; 925, para Vera; 151, para Sancristóbal; 89, para Rodríguez Colorado; 21, para Roldán; y 7, para el ex gobernador civil de Vizcaya Juan Ignacio López.
* 16 de enero de 1996. José María Sala y Carlos Navarro, responsables de finanzas del PSC, depositan avales para una fianza de 388 millones de pesetas por responsabilidad civil en el caso Filesa, sobre financiación ilegal del PSOE. Sala está acusado de falsedad en documento mercantil y emisión de facturas falsas; por su parte, Carlos Navarro responde de falsedad en documento mercantil, delitos fiscales y delitos electorales.
* 15 de enero de 1996. Francisco Álvarez, ex jefe del Mando Único de la Lucha Contraterrorista en el Gobierno de los GAL. Fianza de diez millones de pesetas por su implicación en la trama de los escuadrones de la muerte montados desde el Ministerio del Interior. En una carta al juez, Álvarez se quejó de que el PSOE había pagado las fianzas de otros altos cargos socialistas, pero no la suya.
* 12 de enero de 1996. José Barrionuevo, ex ministro del Interior. Se le imponen 15 millones de fianza para salir de la cárcel. Otros acusados del caso GAL se quejan de que al ex ministro se le rebajase la cantidad. El PSOE presenta a un Barrionuevo en situación de libertad bajo fianza como candidato al Congreso, en las elecciones de marzo de ese año.
* 18 de abril de 1995. Ricardo García Damborenea, ex secretario del PSE en Vizcaya, y Juan del Justo, ex secretario personal de Rafael Vera, quedan en libertad tras pagar una fianza de 25 millones de pesetas cada uno, fijada por el juez Baltasar Garzón, que instruye el caso GAL. Garzón mantiene la situación de prisión incondicional para Rafael Vera, Julián Sancristóbal y el resto de los acusados.
* 30 de junio de 1994. Manuel de la Concha, ex síndico de la Bolsa. Fianza de 50 millones de pesetas, tras dos meses en prisión, por la investigación del caso Ibercorp.
* 19 de mayo de 1994. Mariano Rubio, ex gobernador del Banco de España. Deposita 15 millones de pesetas de fianza para salir de la cárcel, en la que permaneció durante dos semanas. El Tribunal Supremo cancelaría posteriormente la fianza.
El partido que se permitió el lujo de utilizar el lema "Cien años de honradez". Está claro que decidieron que con cien había de sobra. Ni uno más. Que el botín a repartir es jugoso.
Muy jugoso también el siguiente artículo de Serafín Fanjul:

Momento
Les juro que no hablaré del café a ochenta céntimos. El panorama general de nuestro país es lo bastante grave como para no distraerse en minucias fáciles de explotar. Y sin embargo, un asunto menos que secundario puede hacer más daño a la imagen de Rodríguez –un tipo que sólo vive de vender humo– que la cadena de dislates y abusos políticos y culturales cometidos por el individuo contra nuestro país en los últimos tres años.

Medidas como la prolongación de la intervención en Afganistán o en Líbano (¿dónde están los pacifistas progres?), el estatuto de Cataluña, la resurrección en parte con éxito de la Guerra Civil, la ley de matrimonios homosexuales, las de enseñanza en sus varias ramificaciones, la negociación "a lo que sea" con la ETA, la desaparición en el plano internacional, la pachanga en que se ha convertido España como coladero de la inmigración ilegal, la sumisión ante potencias del porte de Marruecos, la cobardía generalizada ante cualquier conflicto (que aconseja la rendición preventiva como regla de oro) y el uso y abuso de jueces y fiscales son todas causas suficientes para que el pueblo español de forma abrumadora clamase a través de las encuestas contra este "presidente por accidente" (definición suya: un atentado criminal es un accidente). Y, sin embargo, en caso de que las encuestas sean fiables, el PP sólo anda a la par con el PSOE. Hasta llegar a la historia del cafecito, que sí resulta desequilibradora y definitiva. Las exégesis copiosas, hechas por otros, me eximen de abundar en la cuestión, excepto en un aspecto y con el auxilio de Unamuno: "¡Qué país, qué paisaje y qué paisanaje!". Paisanaje bien contradictorio.

En España se vive razonablemente bien, gracias a la sociedad y pese a los políticos. El desarrollismo económico de los sesenta y setenta habría ocurrido igualmente con o sin el Régimen y lo sucedido después fue una conjunción de empuje popular y de las capas medias con etapas de gobierno que lo favorecieron (los años de Aznar, tras las calamidades económicas de Suárez y González). En la actualidad sobrevivimos gracias a la inercia adquirida en el tiempo anterior y a una coyuntura exterior relativamente favorable: veremos cuánto dura.

Pero en la vida cotidiana, Rodríguez y su harca están empecinados en dirigir nuestras vidas para salvar nuestras almas (salvación laica, por supuesto, no se hagan ilusiones); les gusta intervenir, dictaminar, reglamentar. No les basta con disfrutar a ya no va más de carguetes inimaginables para ellos en febrero de 2004, sino que, por añadidura, pretenden entrometerse en el agua que gastamos (y que niegan a algunas regiones: Valencia, Murcia, Almería); en el tabaco, si fumamos; en las hamburguesas, si tenemos tal afición... La ministra de Sanidad –que nos suscita evangélicos sentimientos de regalarle un bocadillo, a ser posible de panceta– intenta hundir la ya tocada producción de vino, pero su compincha –diría Dixie– Narbona la toma con los toros y el recién llegado de Justicia –un personaje al que yo no confiaría ni la administración de un puesto de pipero– amenaza con resucitar las guerras de nuestros padres para conjuntarse adecuadamente en la alianza con los separatistas.

Desde abajo les llegan ayudas: sabotajes en el Metro madrileño en armonía con las broncas en el transporte y la sanidad que los sindicatos de obediencia PSOE sueñan con montarle a Esperanza Aguirre, por aquello de apuntalar para las elecciones al cojitranco Simancas y al otro cuyo nombre no recuerdo (de verdad: no lo recuerdo); el moro Muza sale pidiendo que los otros moros no voten al PP, con lo cual patentiza el verdadero alcance del teísmo y fideísmo que oculta el islam, con injerencias inadmisibles en la vida política (¿se imaginan qué dirían todos los goytisolos del mundo si la Iglesia incitara, directamente y con nombre y apellidos, a no votar al PSOE?); los bardenes reales y demás asociados de mamandurria escurren el bulto para no decir "No a la guerra de Afganistán", como tampoco han dicho jamás "No a la ETA"; un policía prisoéfilo muestra sin recato su añoranza por un cuarto donde no rija el Estado de Derecho...

Es un momento feo, el de nuestro país, y si a gran escala está por ver qué aportan a la Humanidad estas nuestras generaciones, aparte del chupa-chups, la fregona o el botellón, en lo inmediato tenemos a la vista unas elecciones municipales y autonómicas: devolvamos a Rodríguez y su panda todo el bien que nos han hecho, sin necesidad de alcanzar los grados de perfección que practica el PNV en sus gestos de amor, con patadas en aquel lugar "do más pecado había".

Feminismo progre: La banda de los istas
Isabel Durán

El furibundo gineceo rabioso encabezado por ese dechado de feminidad que es Pilar Bardem, ese que se hizo la foto con Zapatero al grito de "ista, ista, ista, Zapatero feminista", no ha vuelto a la escalinata del congreso en señal de condena cuando todos los grupos parlamentarios rechazaron la propuesta del PP de que se apliquen medidas para impedir que los condenados por sentencia firme en casos de violencia doméstica puedanocupar cargos públicos o de responsabilidad pública. Tampoco regala rosas blancas ni claveles a los populares por tan loable iniciativa.

Las chicas del coro istas-zapatistas pueden enarbolar un nuevo lema, que les cedo para que vayan buscándole la rima y demuestren así su valerosa imposición por cuotas. El eslogan es harto sencillo: "condenados en sentencia firme al poder"; su contenido, de rabiosa actualidad. Nada debe preocupar a las istas-coristas porque todos sus chicos de la progresía amiga, que ofrecen cada día una lección insuperable de valores democráticos, están ya a buen recaudo.

Todos caben en el club de los istas. Caben los condenados en sentencia firme por corrupción, saqueo de fondos públicos o secuestro, para más señas, Rafael Vera y su trouppe, con Felipe González o Rodríguez Ibarra de portavoces. Naturalmente, desde que ha llegado el jefe de la banda de los istas a La Moncloa, caben los condenados en sentencia firme por terrorismo y sus sucedáneos, es decir, Arnaldo Otegi y cía. Y, sobre todo, gracias a la inequívoca votación producida en el Congreso en la antesala de la Semana Santa de 2007, con la venia, la aquiescencia explícita y el consentimiento expreso de sus señorías-istas, caben ahora los condenados en sentencia firme por pegar a sus parejas, del que es el máximo exponente el presidente de los socialistas guipuzcoanos, Jesús Eguiguren.

Si es que se lo tiene merecido el partido de Génova. ¿Cómo se le ocurre someter a votación una cuestión tan antifeminista como que los maltratadores convictos no ocupen cargos públicos? Bardem y compañía, gritad unidas "ista, ista, ista, Rajoy, franquista, guerracivilista y machista". ¡Vera, Otegi, Eguiguren y ZP al poder! A ver con qué rima.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal