Sentir, luchar, vencer ... podemos

miércoles, enero 03, 2007

Judeofobia de ayer y hoy: los mismos perros con casi los mismos collares

Andrés nos hace llegar un muy buen artículo de Gustavo D. Perednik que analiza las nuevas formas de judeofobia o antisemitismo que existen actualmente y como estas entroncan con lo peor de lo que vivimos durante el siglo XX:

"Los criptodrinos judíos y sus secuaces"
La judeofobia de Maruja Torres, Neturei Karta y Slavoj Žižek

Como método para encubrir su propio odio, muchos perpetúan un par de errores habituales acerca de la judeofobia. El primero es que la única posible es la que aspira a matar a todos y cada uno de los hebreos. Para ello se aferran a la mentira de que el único modo de la animadversión antijudía es el nazismo, cuando en rigor éste fue excepcional y no la norma. A lo largo de la historia la judeofobia dispensó al israelita algunas vías para evadirse de su aniquilación. Cuatro de ellas fueron el sometimiento a la religión dominante, la apostasía, la asimilación cultural al medio, y la emigración.

Con el nazismo el odio se deslizó a su extremo más patológico: todo bebé judío era un enemigo mortal, aún el nacido en Alaska y sin considerar su grado de judeidad. Pero este criterio absoluto fue históricamente excepcional.
Por lo tanto, ni la ultraizquierda ni los otros criptodrinos dejan de ser judeofóbicos por el hecho de aceptar al tipo especial de judío que responda a sus exigencias (usualmente una categoría muy minoritaria entre ellos) ni siquiera en el caso en que hipotéticamente estuvieran dispuestos a aceptar a los judíos como grupo en la medida en que se desvincularan de lo más preciado para ellos.
Así, no deja de ser judeófobo Hugo Chávez meramente por admirar a Noam Chomsky, ya que al mismo tiempo demoniza al país judío y actúa para su destrucción, y además combina los dos peores mitos judeofóbicos al aseverar (y jamás desdecirse) que «los descendientes de los que crucificaron a Cristo se han apoderado de las riquezas del mundo» (24-12-05).

Tampoco deja de serlo Maruja Torres aun cuando no desee matar a todos los judíos. Los dislates que escribe en El País pueden ser engendrados sólo por la irracionalidad más extrema. En su última diatriba (16-11-06) sentencia la Torres:

1. Que la nación israelí (de seis millones de habitantes), gobierna a la primera potencia mundial (de unos trescientos millones). Se confirman así los Protocolos de los Sabios de Sión.
2. Que «ser nazi hoy consiste en ser racista con los árabes», una definición tan arbitraria y racista que linda en lo cómico. Aunque sería rechazada por cualquier diccionario, la neonazi Torres se ingenia para aplicarla sólo a una persona: un ministro israelí. Por supuesto que no requiere justificar su abuso del maldito término, porque nos hemos habituado a que sádicamente se reserve el epíteto «nazi» a la mayor víctima del nazismo. Sepa el lector que el ministro en cuestión propone la creación de un Estado árabe-palestino y el respeto a los árabes israelíes que se identifiquen con él. Uno podrá coincidir o disentir, pero se requiere siniestra sagacidad para equiparar esa propuesta al nazismo de Maruja Torres.
3. Que de los 192 países del mundo «hay que detener a Israel y decir la verdad acerca de sus matanzas, su codicia y su racismo absoluto». En este veredicto se le ha filtrado a la autora una palabrita que delata su enfermiza judeofobia: «absoluta».
A diferencia de los demás países del mundo, el defecto del judío es «absoluto». No importa qué haga Israel o deje de hacer, no importa que se retire, desmantele, ayude, prometa, se incline o renuncie a territorios. No importa que los palestinos israelíes gocen del mejor nivel de vida y libertades y derechos humanos que los de los árabes de cualquiera de sus veinte dictaduras. No importa que colaboremos en salud y agricultura con decenas de países, no importa nada porque la Torres y su caterva siempre, siempre, siempre, nos odiarán. Absolutamente. Se permiten ser relativos sólo con los jeques árabes y su petróleo, la opresión de la mujer, las decapitaciones públicas y las otras perlas del islamo-fascismo.

Anti-modernos y post-modernos, uníos

El segundo error intencional de los judeófobos consiste en que no admitir la posibilidad de la judeofobia israelita, sobre la que nos hemos explayado en otro artículo con varios ejemplos. La cuestión se puso de relieve a partir de la publicitada presencia en Teherán (11-12-06) de los «Neturei Karta», cuatro judíos ultraortodoxos que acompañaron a Ahmedineyad en su congreso para la negación del Holocausto (el régimen de Irán ha elevado la NH a una política estatal). Trae a la memoria el olvidado caso de Helene Mayer.
Hitler era renuente hasta que lo convenció su ministro de propaganda Goebbels: para mostrar en la nueva Alemania una grieta de confraternidad humana, nada les era tan útil como la organización de los Juegos Olímpicos en Berlín en agosto de 1936, una quincena durante la cual el nazismo fue maquillado para debilitar las defensas del mundo contra él.
Las olimpíadas fueron una herramienta de propaganda del hitlerismo organizada por el nazi Hans von Tschammer und Osten. Ningún país se atrevió a boicotear los juegos, del mismo modo en que ninguno se atreve aún a detener el terror de ayatolás iraníes.
Las circunstancias de entonces incluyeron un dato que impidió toda respuesta digna de parte de Occidente: EEUU, el único país dispuesto a boicotear las Olimpíadas nazis, tenía a la sazón nada menos que a un filonazi como presidente de su Comité Olímpico, Avery Brundage, quien en 1935 adujo una «conspiración judeocomunista» para excluir a los EEUU de los juegos.
Cuando Goebbels prohibió a la prensa «mencionar que hay no arios entre los competidores alemanes» se refería a Helene Mayer, la esgrimista de origen judío que se avino a las condiciones que le impusiera el régimen judeofóbico y, cuando eventualmente ganó para el Reich una medalla de plata, hizo el saludo nazi desde el podio de los galardonados (luego retornó a los EEUU para continuar allí su carrera atlética, sin jamás inquietarse por el destino de los judíos en Europa).
Peor suerte tuvo Wolfgang Fürstner, director de la villa olímpica nazi, quien se suicidó dos días después de concluidos los juegos porque se revelaron sus «ancestros judíos» y por ello se lo despojó de su rango de capitán.

Los helenemayers de hoy son los «Neturei Karta», que significa Guardianes de la Ciudad en arameo (el idioma del Talmud y el de Jesús). El grupo, que no supera algunos centenares de fanáticos medievales, fue creado en 1935 cuando se escindieron de la ultraortodoxia general por considerar (con razón) que ésta no combatía la «herejía sionista». Los Neturei Karta exigen que la creación de un Estado judío en Palestina sea precedido por la llegada del Mesías. La caterva disminuyó notablemente cuando su anterior líder, Amram Blau, se casó con una conversa al judaísmo. Son rechazados aún por los ultraortodoxos más extremos. El actual líder, Moshé Hirsch, era funcionario pago de Arafat y hoy de los ayatolás, quienes lo usan para «mostrar» que no son judeofóbos.

Ahora bien, podría argumentarse que Neturei Karta no niega la Shoá, pero recuérdese que la NH no expresa sólo en negación total sino también en la banalización del genocidio organizado de seis millones de judíos por ser judíos.

Así proceden los post-modernos que se unen a estos anti-modernos.
Ayer Saramago, hoy Slavoj Žižek. El primero considera que el Holocausto es equiparable a la situación de los palestinos en Ramala. En cuanto a Žižek, es un sociólogo esloveno de moda, que se ha valido de Jacques Lacan para reciclar el comunismo.
En 1990 tanto Žižek como Vargas Llosa presentaron sus candidaturas a las presidencias de sus respectivos países. Ambos perdieron y la frustración los llevó paulatinamente a un creciente resentimiento contra el sionismo e Israel.
En su reciente libro The Parallax View de más de 400 páginas, el esloveno incluye un capítulo espeluznante titulado El camino sin salida del anti-antisemitismo en el que sostiene que criticar a Israel no es sinónimo de judeofobia. Sólo omite que esta perogrullada no significa que toda crítica contra Israel sea racional.

Es en efecto judeofóbica la «crítica» que utiliza contra Israel un lenguaje demonizador («cáncer de Medio Oriente», «país nazi», «pueblo deicida») y también lo es la que se obsesiona contra los defectos de Israel y perdona los de todos los demás países.

La de Žižek es judeofobia pura. Todo el nazismo y la Segunda Guerra Mundial se reducen para él a un encuentro que el 26-9-37 mantuvieron en El Cairo Adolf Eichmann (el jefe de la «Solución Final» juzgado y sentenciado en Israel) con Faivel Polaks, un miembro menor de la Haganá (la autodefensa judía contra los ataques árabes). Se proponían discutir la posibilidad de salvar a judíos alemanes por medio de permitirles emigrar. Que nada haya resultado de esa reunión es irrelevante para Žižek. A partir de la mera interacción entre victimarios y víctimas, llega a la brutal conclusión de que el sionismo perpetró el Holcausto asesinando a seis millones de judíos. El sionismo es para Žižek el verdadero antisemitismo y por eso «los nazis lo apoyaron» (sic).

Los judeófobos van ampliando así su arsenal mitológico. No sólo el Holocausto nunca ocurrió, sino que además lo perpetramos los israelíes."

Hay que tener muy poca vergüenza o ser muy imbécil (seguro que las dos cosas se reunen en este tiparraco llamado Zizek) para culpabilizar a la Haganá por intentar salvar a los judíos alemanes, aunque para eso hubiera que negociar con el mismísimo Hitler.

Hay que tener muy poca vergüenza o ser muy imbécil (¿alguien duda que Maruja Torres o Saramago carezcan de estas cualidades?) para igualar a Israel con los nazis y a una guerra de autodefensa contra el terrorismo con la Shoá.

Hay que tener muy poca vergüenza o ser muy imbécil (perfecta definición de Hugo Chavez) para continuar con la vieja cantinela de «los descendientes de los que crucificaron a Cristo se han apoderado de las riquezas del mundo» .

Hay que tener muy poca vergüenza o ser muy imbécil (¿por qué se me vendrán los Naturei Karta a la cabeza?) para, no solo renunciar a defenderse, sino pretender obligar a los demás para que tampoco se defiendan.

Quizas aquí esté la clave de la supervivencia de los judíos a lo largo de la historia y del estado de Israel en la actualidad: Y es que sus enemigos, si bien han sido y son muchos, tienen una catadura moral e intelectual que los sitúa en lo más bajo del escalafón humano.

¡AM ISRAEL JAI!

Etiquetas:

11 comentarios:

  • Un judeofobo judío, y no es miembro de Neturé Karta : ...

    ENTREVISTA A UN PSIQUIATRA ISRAELÍ QUE TRABAJA EN PALESTINA
    'Muchos soldados israelíes confiesan que se sienten como nazis'
    Denuncia la absoluta falta de medicamentos en los territorios ocupados
    Dice que los pilotos israelíes rompen la barrera del sonido para molestar a los palestinos


    Tristán Troudart durante una rueda de prensa en Jerusalén. (Foto: José Luis Sampedro)
    Actualizado viernes 05/01/2007 16:53 (CET)
    PAKA DÍAZ
    JERUSALÉN.- Physicians For Human Rights (PHR) (Médicos por los Derechos Humanos - MDH) es una organización israelí fundada en 1988 por Ruchama Marton, una psiquiatra feminista y activista de los derechos humanos que preside esta ONG en la que trabajan, codo con codo, más de mil médicos árabes musulmanes y judíos. Defienden el derecho a la salud del pueblo palestino, que consideran vulnerado por la ocupación israelí.

    Esta organización levanto una gran polémica en Israel condenar la participación de médicos en las torturas a los presos palestinos, y acusarlos de contravenir el juramento hipocrático. Hoy, la voz de PHR se levanta más crítica que nunca ante el endurecimiento de la ocupación israelí.

    Uno de sus miembros, Tristán Troudart, psiquiatra, director del Departamento de Rehabilitación del Hospital Psiquiátrico Kfar Shaul, de Jerusalén, participó en una de las reuniones con ONG israelíes que la Plataforma de Mujeres Artistas Contra la Volencia de Género mantuvo en Jerusalén.

    ¿En qué consiste el trabajo PHR?
    "Tenemos equipos móviles de asistencia médica con los que recorremos los territorios ocupados, prestando especial atención a las zonas más pobres y a los campos de refugiados. Cada fin de semana, equipos de médicos van a Cisjordania con la unidad policlínica asistencial para prestar atención médica. Desde la primera Intifada hasta hace unos años, solíamos derivar los casos más graves a clínicas dentro de Israel, pero ahora es imposible hacerlo. Como médicos, es frustrante y terrible no poder curar a los pacientes cuando, a unos pocos kilómetros, tienes todos los medios para conseguirlo".

    También tienen programas especiales para presos en las cárceles israelíes. ¿Por qué motivo?
    Trabajamos tanto con presos comunes israelíes como con palestinos, pero con especial atención a estos últimos ya que suelen estar separados y en peores condiciones. Los tratan como presos de seguridad, terroristas, incluso aunque sean niños. Consideramos que viven en condiciones inhumanas. No se debe olvidar que la Carta Magna israelí permite la tortura en casos justificados, como por ejemplo, situaciones de peligro inminente.

    ¿Cuál es la postura de PHR sobre el conflicto israelí-palestino?
    Para nosotros, la ocupación es violencia y supone una constante trasgresión de los derechos humanos. Y la colonización se manifiesta no sólo en el muro o los puestos de control que minan el territorio palestino, sino también en el sistema sanitario que ha sido subyugado.

    Durante mucho tiempo, los palestinos dependieron del Gobierno israelí en los temas de salud. Ellos les proporcionaban buenos equipos, es cierto, aunque insuficientes, también es cierto pero, sobre todo, lo que estaban haciendo era impedir la formación y capacitación de un sistema sanitario propio del estado palestino. Por ello, uno de nuestros principales objetivos es formar al personal palestino.

    ¿Cuál es la situación sanitaria en Palestina, tras el recrudecimiento de la ocupación?
    La situación sanitaria actual es terrible. En los hospitales faltan todo tipo de medicamentos. Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que no olvide al pueblo palestino, pera que no le niegue los recursos y la llegada de medicamentos y para que garanticen la ayuda. Es necesario, como también lo son la solidaridad y el apoyo moral contra la ocupación.

    ¿Cuáles son las mayores diferencias entre Israel y Palestina en el terreno sanitario?
    La diferencia es abismal. El estado de Israel hace un uso político de la salud y eso es inhumano y opuesto a todas las convenciones internacionales.

    La construcción del muro no habrá mejorado la situación
    El muro dificulta mucho nuestro trabajo y acentúa la separación entre las comunidades. El muro psicológico, por tanto, se hace también mayor. Cuando tomamos contacto con la población palestina tratamos de ser puentes de paz.

    A veces, cuando voy a las aldeas o los campos de refugiados, me rodean los niños. Me tocan y se ríen entre ellos. Me explican que es la primera vez que ven a un israelí que no es soldado, que no ejerce un papel violento y opresor. Señalo esto porque creo que es muy importante denunciar el absoluto desconocimiento entre el pueblo israelí y el palestino. Mientras exista esta fractura, la paz seguirá estando demasiado lejos.

    Y en el terreno estrictamente sanitario, ¿en qué ha afectado el muro?
    Para un enfermo palestino, los puestos de control pueden suponer la muerte. Muchas mujeres han muerto al dar a luz en el suelo, junto a un puesto de control, porque o bien no las dejan pasar o han tardado demasiado en permitírselo. Y muchos bebés que deberían haber vivido, mueren también en esos puestos de control por la falta de medios para atenderles. Muchas veces, tu vida o muerte depende sólo de la suerte que tengas con el soldado que te toque. Es totalmente aleatorio.

    Creo que también han de atender a soldados israelíes con problemas psicológicos...
    Sí, se trata de meros jóvenes enfrentados a una situación terrible. Se sienten muy mal y algunos vienen con depresiones severas. Muchos me confiesan que se sienten como nazis. ¿Y qué puede ser más terrible para un judío que sentirse así?

    Sin embargo, en estos momentos, la población israelí parece apoyar la construcción del muro. Da la impresión de que la paz está muy lejos. Convencer a la población israelí de la necesidad del muro por motivos de seguridad es muy fácil. Nuestros ciudadanos ven el mal sólo en un lado, el otro. Es un mecanismo de proyección habitual cuando algo asusta. Pero para PHR el mayor mal y el principal responsable de todo es la ocupación. Mientras perdure, la paz es imposible. Haremos todo lo posible para apoyar el diálogo entre ambos estados.

    Desde su punto de vista, ¿cuáles son las consecuencias del endurecimiento de la ocupación?
    Algunas de las consecuencias que hemos observado son el aumento de la violencia intrafamiliar, el deterioro de la situación socioeconómica, un aumento espectacular del paro. Para entenderlo, además del muro, los puestos de control y los asentamientos israelíes en territorio ocupado, hay que tener en cuenta el día a día de el pueblo palestino, sometido a humillaciones constantes e incluso a medios de castigo colectivo tan terribles como la demolición de casas de familiares o cualquier sospechoso de terrorismo.

    Hemos constatado que, incluso, los aviones israelíes reciben órdenes de romper la barrera del sonido varias veces en áreas palestinas para molestar a sus habitantes. Es como una broma macabra." (1)

    Este " señor " Sí es un antisemita judío de verdad.
    Los de Neturé Karta, por lo menos tienen un sustento ideológico, (2)pero este " señor " no tiene nada.
    Puro odio y lo de peor..auto-odio.

    Salu2 Amir

    (1)Tomado de la edición digital del diario español El Mundo.
    (2)Ideología equivocada desde luego

    De Anonymous Amir, A las 1/05/2007 11:09 p. m.  

  • Este tipo tiene una fácil solución a sus problemas: que renuncie a la ciudadanía israelí y se vaya a vivir con os palestinos. Que emigre del siglo XXI a la Edad Media.

    De Blogger pacobetis, A las 1/06/2007 12:25 p. m.  

  • estoy de acuerdo con el sr AMIR el naturei karta sera un mar de leches, pero se basan en años de sustento idiologico y lo digo yo LA COMUNISTA ODIADA POR DANIEL EL TOLERANTE.JE

    De Blogger noralicia, A las 1/07/2007 12:24 a. m.  

  • No puedo creer que seas comunista noralicia. Es una verguenza para nuestro pueblo, vos deberías ser SIONISTA, por lo menos identificate como sionista-socialista, pero ¿¿COMUNISTA?? D's mio nora!!

    De Anonymous Andrés, A las 1/07/2007 3:39 a. m.  

  • Me parece a mi o estoy ante un blog fundamentalista que peca de lo mismo que critica?

    De Anonymous Common Sense, A las 1/07/2007 3:51 a. m.  

  • Andrés: ser comunista es algo perfectamente respetable aunque se piense de manera muy distinta. La ideología comunista por sí misma no lleva implícita ninguna "maldad", otra cosa es la puesta en práctica que ha tenido en muchas ocasiones. Yo no soy comunista y creo que es una opción caducada pero me merecen todo el respeto los que se reconozcan como tales. Desde luego son mucho mejores que los de esa nueva izquierda que se apuntan a todos los carros sin tener ni idea de que son en realidd.

    De Blogger pacobetis, A las 1/07/2007 2:35 p. m.  

  • common sense: no se porque dices lo de fundamentalista. Aquí cada uno dice lo que quiere y cada uno es responsable de sus palabras (como verás hay gente bastante diversa). Nunca he borrado ningún comentario.
    Por otro lado expreso mi opinión, que es solo mía, y a veces me equivocaré. No me importa reconocerlo si es así. ¿verdad Noralicia?
    Eso sí, cuando creo en algo no me preocupa si se ajusta a lo políticamente correcto o no.
    Por lo tanto bienvenido y gracias por tu opinión.

    De Blogger pacobetis, A las 1/07/2007 2:41 p. m.  

  • ANDRES mira no deberia explicarte un carajo. pero como te aprecio niño te dire mi responsable en la federacion juvenil comunista , fue TERESITA ISRAEL una desaparecida, la mas judia entre los judios .su amor por ISRAEL no solo era una mera extension de su apellido y si era comunista muchos kibbutz fueron de extraccion comunista. los mismos que se escaparon de SOBIBOR eran parte del ejercito rojo,gran parte de los del GHETTO DE VARSOVIA tambien adherian a esa postura.la magnifica ROSA LUXEMBURGO que dominaba 6 idiomas entre ellos el hibrit era comunista, cual es tu asombro el partido comunista esta lleno de judios lo cual no hace mas que comproban que somos mas que tolerantes con los otros y politicamente no hemos hecho muchas autocriticas, pero ante la izquierda argentina , reafirmo mi postura en el pc, y mi incondicional apoyo a BAtasuna, Y MI AMOR INCONDICIONAL A ERETZ ISRAEL , ahora te pregunto cual es el problema, andresito? cambia en algo tu postura o eres sujeto a la mera intolerancia por lo que no conoces, no te confundas conmigo , niño, yo te aprecio y no cambiaria en nada si fueras un sionista de derecha , primero eres mi hermano luego tu postura politica-idiologica no me condiciona, con cariño, dora

    De Blogger noralicia, A las 1/07/2007 5:48 p. m.  

  • Pero sos sionista Nora?? me imagino que sí. Por si no sabías, había un cartel bien grande en la facultad de filosofía y letras en Bs. As. del PARTIDO COMUNISTA que decía "no a la agresión nazi de Israel", por lo tanto, me parece que no pueden haber judíos en el PC, a menos que sean los de Naturei Karta... jeje

    Por otro lado, estoy al tanto de que muchos sionistas socialistas y judíos de izquierda construyeron la patria judía en Eretz Israel y adoro los kibutz, que en su momento fueron el motor de la economía israelí y todo el desarrollo del Estado judío. Pero deberías saber que el comunismo es internacionalista y ateo, todo lo contrario al nacionalismo judío del sionismo, por lo tanto, si quieres servir a TU PUEBLO JUDÍO lo mejor sería que seas sionista-socialista, no comunista, a nadie le importa ese PC de mierda que se hace amigo de los musulmanes islamofascistas terroristas, lo que importa es que seas sionista, no puedes ser sionista y comunista a la vez, es una contradicción. Por lo menos se que como Ben-Gurión, SIONISTA-SOCIALISTA, es un consejo nada mas. Agur (que no se que carajo es).

    De Anonymous Andrés, A las 1/08/2007 4:49 a. m.  

  • bueno por ti sere, SIONISTA.SOCIaLISTA -ANTICOMUNISTA Y NO SE QUE MAS, porque sos un caramelito y me caes de padre, por eso solo y porque eres profundamente inocente y apasionado como yo a los 16 años, andresito ya te dije ,TE QUIERO MUCHO, por lo tanto dejare el partido y me unire a tu causa,
    y que conste que es a pedido de mi admirado ANDRESITO , no te me desmayes mas cielo...,
    agur: es adios. hasta pronto, shalom...d.

    De Blogger noralicia, A las 1/08/2007 2:15 p. m.  

  • Ahora me quedo mas tranquilo dora, no quiero tener un comunista en las filas. Agur.

    De Anonymous Andrés, A las 1/08/2007 8:41 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal