Sentir, luchar, vencer ... podemos

viernes, noviembre 03, 2006

Arafat en los altares de eurabia

Un "toquecito" de Albiac para aquellos que aún beben los vientos por Arafat a pesar de la "herencia" que ha dejado. Hace ya suficiente tiempo que murió como para que algunos hubieran recapacitado pero no, todavia quieren colocarlo en los altares laicos de eurabia.

Arafat en los altares
El bonito dossier que «Le Monde» dedica al fallecido Yassir Arafat incluye una minuciosa cronología. Entre 1970 y 1974, nada. Como si esos años hubieran sido borrados de las biografías oficiales del homenajeado: porque sólo de homenaje puede calificarse al cuadernillo del tan prestigioso vespertino. Es la caricatura de lo que, quizá con menos desvergüenza, prolifera en la necrófila prensa europea en estos días: la invención de un Arafat de cuento de hadas.
¿Qué sucedió durante esos cuatro años, que para la memoria de «Le Monde» son nada más que un espacio en blanco? No es difícil establecerlo. A treinta años de distancia, no lo debería. Tras el acceso de Arafat a la Presidencia ejecutiva de la OLP en el 69 y el fracaso del intento de tomar el poder en Jordania en el 70, Arafat apuesta todo a las formas más bárbaras del terrorismo. No es nueva en él la apuesta. De hecho, en la más antigua de las entrevistas concedidas al mismo «Le Monde», Arafat recibe al periodista aclarándole: «Yo no soy un político, no tengo nada que decir, hablo sólo con la metralleta». Pero la estrategia se desplaza, en el inicio de los setenta, a formas nuevas que marcan la modernidad terrorista: la desviación de las acciones hacia población civil indiferenciada, tomando como objetivo prioritario una Europa a la que se considera –justamente– el eslabón débil de la «cadena imperialista»; aquel que, con seguridad, preferirá ceder al chantaje, antes que pagar un precio político demasiado alto.
Son los años funestos de los secuestros de aviones civiles, los atentados masivos y la sustentación logística de los grupúsculos terroristas que pululan, como excrecencias enloquecidas del 68, en toda Europa. De la RAF alemana a las Brigadas Rojas o a ETA, no hay un solo grupo armado, en esos años, que no haya formado a sus hombres en los campamentos de la Bekaa y que no haya adquirido sus armas en las redes tejidas entre Arafat y la URSS preagónica. Los archivos del KGB registran milimétricamente esa estrategia.
Que culmina en el «inexistente» año 1972. Olimpiadas de Munich. Asesinato de once jóvenes atletas por un comando de la OLP, enmascarado apenas bajo la bandera de conveniencia Septiembre Negro. De los innumerables asesinatos encargados por Arafat es el más gratuito y quizá el más obsceno. Pero altamente rentable. Europa entiende lo que los emires del Golfo habían entendido antes: que compensa pagar para garantizarse la protección de gente así; pagar en dinero o en diplomacia. Se atribuye la invención del método a Al Capone. Pero Arafat hizo de eso arte de Estado.
No busquen nada semejante en las tiernas biografías de la prensa respetable. Hay cosas que da demasiada vergüenza reconocer en público.

Gabriel Albiac (noviembre de 2004)

La masacre de Munich en 1972 sienta las bases para lo que hoy conocemos como eurabia. A otros, como es mi caso, nos sirvió para acercarnos a la realidad de Israel, para darnos cuenta de que lo que habíamos leido sobre los nazis y el holocausto no era historia pasada. Que la lucha por la supervivencia continuaba.

Etiquetas:

1 comentarios:

  • Siempre que se escribe la biografía de una persona, es necesario poner TODOS sus datos y todas sus acciones a lo largo de su vida. No incluir en la biografía de Arafat todos los atentados terroristas que realizó, me parece una hipocresía terrible muy propia de Eurabia. En cuanto a los terroristas de Septiembre Negro, si no me equivoco fueron muertos por el castigo de Israel, lástima que les faltó eliminar al mayor responsable de la masacre asesina de Munich: Yasser Arafat.

    Arafat=nazi+corrupto+ asesino+terrorista

    De Anonymous Anónimo, A las 11/03/2006 11:51 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal