Sentir, luchar, vencer ... podemos

lunes, octubre 02, 2006

EL BETIS NO LEVANTA CABEZA

La derrota de Huelva deja al Betis ya al borde del abismo y en una situación que empieza a preocupar. Los de Irureta, han caído de forma estrepitosa por dos goles a cero en el Nuevo Colombino.

Sólo Odonkor, Lembo, Juanito y Sobis -cuando le llegaron balones, porque estaba muy solo- hicieron algo por el Betis. El alemán, desbordando con su velocidad, demostró que puede ser titular, al igual que Lembo. Rafael Sobis, destiló mucha calidad en todas sus acciones pero dejó de relieve que necesita un acompañante.

En cuanto a ocasiones la cosa estuvo igualada en la primera parte. El Betis pudo adelantarse a pocos minutos del inicio. Odonkor se va por la banda con velocidad supersónica, la pone atrás, deja pasar Sobis y a punto está de marcar Edu. Luego, Wagner tuvo una clarísima donde le pegó fatal a la bola y la envió alta. Quizás era más difícil fallarla que meterla. El Recre también tuvo un par de ellas, sobre todo una de Calle, que atajó Doblas.

En el inicio de la segunda parte, la cosa cambió poco. Partido anodino, sin espectáculo, aunque con algunas llegadas. No obstante, el paso de los minutos fue declinando el partido a favor del Recreativo. Irureta, que se mostró defensivo y temeroso a la hora de realizar cambios, terminó por dar al equipo onubense las máximas facilidades. El técnico irundarra quitó a Sobis en lugar de introducir variantes más ofensivas y que pudieran acompañar al solitario crack brasileño.

El Betis hizo agua por los laterales, como siempre. Melli nefasto y Romero muy mal. Rivera ralentizó el juego del mediocampo muchísimo e hizo que el Betis no tuviera fluidez ninguna en ataque. Jorge Wagner, tampoco demostró nada. Y mientras, Maldonado en el banquillo.

Así, las cosas, nada más lesionarse Juanito, ¡zas! El Recre marca. Cogen a la defensa bética dormida, que deja solo a Sinama Pongolle para que remate con la cabeza un centro desde la izquierda. El balón podía haber sido de Doblas, pero el de Bellavista sigue empeñado en no salir de la portería. Indeciso, da un paso hacia delante, pero no da el segundo y se la traga.

Para redondear el despropósito, Javi Guerrero dio la puntilla al Betis.

Mucho me temo que se cumple el refrán de que quien siembra vientos recoge tempestades. Todo lo que está pasando no es más que el resultado de un trabajo mal hecho en todos los estamentos del club, empezando por el cacique que lo dirige y terminando por un numeroso grupo de jugadores amanerados con muy poquito espíritu y muchas excusas. Aún hay tiempo pero ojito que la 2ª esta cerca. Y para colmo los palanganas ganando y felices de la vida.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal