Sentir, luchar, vencer ... podemos

miércoles, agosto 22, 2007

Pequeño paseo por la historia





'La Historia de la que no se habla. La Verdadera Historia'
Dori Lustron
Porisrael.org
¡Sí, Señores! En Medio Oriente la rutina no es nuestra moneda corriente. Y menos aun en Israel. Cada día nos desayunamos con noticias nuevas, amenazas nuevas, ataques nuevos. ¡ Realmente no podemos decir que nos aburrimos!. El israelí ya esta acostumbrado. Desde que retornamos al Hogar Ancestral no hubo un momento de tranquilidad. Esto no viene ni por la ocupación, ni por la demencia de Ahmadinejad que dice que tenemos que buscar otro lugar para vivir. NO. Esto viene desde mucho antes.
Desde la conquista del territorio por parte de los judíos en el 1272 Antes de E.C., los judíos han tenido dominio sobre la tierra por 1000 años con una presencia continua durante los últimos 3300. La presencia árabe data desde la conquista en el año 640 Después de la E.C., conquista que se mantuvo hasta el 1072. Por más de mil años, Jerusalén ha sido la Capital única de todo el Pueblo Judío. Tanto el disperso como el que habitaba en la Tierra de Israel.
NO HAY ISRAEL SIN JUDIOS. NI JUDIOS SIN ISRAEL. Y eso lo repetiré hasta el cansancio. Y cuantas veces sea necesario.
A finales del Siglo XIX, los árabes de la región recibían con beneplácito la vuelta a casa de los judíos. Pensaban que traerían progreso y trabajo a la región. No se equivocaron. Incitaban a los efendis a que les vendieran tierras a los judíos. Pero con el avance de las olas inmigratorias los judíos empezaron a dar trabajo en sus industrias y colonias a los mismos judíos que llegaban. Por lo que los árabes se dedicaron a trabajar la tierra.
Los choques empezaron cuando Francia e Inglaterra dividieron el Medio Oriente entre ellos. Cada uno se llevo su porción de torta. El problema surgió porque la vieja y pirata Inglaterra le había prometido esta tierra a judíos y árabes. ¡Siempre tan equitativos los flemáticos y ventajeros ingleses! ¡Ya el petróleo empezaba su camino hacia el poder y era muy apreciado! También el famoso Lawrence de Arabia enviado por Londres hizo lo suyo para que todo empeorara.
Comenzaron así las luchas en forma intermitente y se desarrollaron aun peor con la aparición del Mufti de Jerusalén a comienzos de la década del 20 y su apoyo posterior a la Alemania nazi. Pero….a pesar de la presión y las luchas por la supervivencia, los judíos, en las décadas posteriores, se iban desarrollando en todos los campos: kibutzim, moshavim (colonias agrícolas), ciudades, transportes públicos, carreteras, vías férreas y trenes, bancos y cooperativas, industria y comercio, importación y exportación. La guerra favoreció el desarrollo y el avance fue activo y veloz. Mientras sembraban con una pala en una mano, con la otra empuñaban un fusil. Muchos muertos fue el costo por defender la tierra a la que los árabes también aspiraban y a la que los judíos estaban haciendo progresar. Mientras ellos se dedicaban a matar, los judíos construían un país. El progreso contra la cultura de la muerte.
Las instituciones a partir de 1900 comenzaron a formarse. Fondo Agrario, Escuelas, Universidades, Hospitales, Partidos Políticos, Central Obrera (Histadrut), Teatros, Diarios, Arte. En 1920, la Agencia Judía promueve la inmigración. Se creo la Asamblea Electa (Parlamento) Nació la Knesset y la Organización Sionista Mundial. El país estaba armado. Solo faltaba el reconocimiento de las Naciones Unidas.
Los únicos que se llamaban palestinos eran los judíos porque los árabes se negaban a ello: se autodenominaban ciudadanos de la Republica Árabe de Siria.
Los árabes mataban y destruían todo lo que encontraban una y otra vez. Todo era vuelto a reconstruir. Enterraban a los muertos y seguían adelante.
En 1948, cuando se declaro la Independencia, ya había 600.000 judíos en la Tierra de Israel. Los árabes fueron alentados por sus líderes a salir del país con la promesa de liberar la tierra de judíos. El 68% de ellos se fueron sin haber visto nunca un soldado israelí. Fueron 630.000 personas que abandonaron sus hogares. Los que se quedaron, hoy, son los árabes israelíes que viven tranquilamente 'disfrutando' de los beneficios de ser ciudadano israelí. LOS REFUGIADOS ARABES NO FUERON ABSORBIDOS POR NINGUN PAIS ARABE. LOS USAN COMO ARMA POLITICA PARA ATACAR A ISRAEL MANTENIENDOLOS EN CAMPAMENTOS MISERABLES Y EN CONDICIONES INFRAHUMANAS.
Los judíos de los países árabes, en su mayor parte, se vieron forzados a huir de sus casas y tierras debido a la brutalidad y persecución de los mismos árabes. Todos los que llegaron a Israel fueron absorbidos y hoy son padres de esta generación con una calidad de vida alta.
En 1964, Nasser, presidente egipcio y 'gran mentiroso' como lo llamo Hussein de Jordania después de la Guerra de los Seis Días, para no 'regalarle' a Siria la tierra de la que despojarían a los judíos cuando los tiraran al mar, decidió INVENTAR EL NUEVO PUEBLO PALESTINO. Llamo a Arafat, egipcio y digno sobrino del Mufti de Jerusalén y a un libanés, Sukheiry, de hecho, ninguno nacido en la zona en litigio, y juntos, estos tres sanguinarios especimenes, decidieron crear un nuevo pueblo con un rejunte de seres humanos de todos los países árabes de la región. Sirios, jordanos, egipcios y todo pobrecito que no tenia donde vivir se autoproclamo PALESTINO. Hasta hoy, siguen siendo tan pobrecitos como cuando aparecieron en el escenario de Medio Oriente. Los convencieron que inmolarse en aras del martirio era la gran solución para sacarse a los judíos de encima. Y allá van ellos, orgullosas sus madres, suicidándose para llegar al Paraíso a buscar sus 70 vírgenes correspondientes, que ya de vírgenes deben tener muy poco pues han pasado por manos de todos los que se inmolaron previamente. Mientras tanto Israel, con suicidas que se detonan en autobuses, lugares públicos y en todo lugar donde haya gente, sin importar si son niños o viejos, es el victimario obligado si se defiende.
Israel dispensa ayuda humanitaria aun a sus propios enemigos; va a la vanguardia en investigaciones científicas, arte y tecnología. Esta detrás de USA en informática y tecnología de punta. Tiene la mayor cantidad de computadoras por casas particulares y crea permanentemente avances en telefonía celular. Tiene satélites espaciales e industria aero espacial, universidades con un alto nivel académico con estudiantes que vienen a especializarse desde todas partes del mundo. Universidades a la que profesores británicos le hacen boicot porque la estupidez humana no tiene límites. La mayoría de sus habitantes vive en casas propias con aire acondicionado y el Standard de vida es alto.
Con varias guerras en su haber, atentados suicidas que no se detienen, salvo cuando son descubiertos por el Ejercito de Defensa de Israel, los misiles de Nasrallah en el norte, los cohetes kassam diarios que nos tira Hamas desde Gaza y las amenazas de Irán de borrarnos del mapa con un ataque nuclear, Israel sigue su camino hacia el futuro. Los medios de difusión, adictos al dinero del terror están en su mayoría en contra de Israel, salvo honrosas excepciones.
Este pequeño país, ínfimo para muchos, y al que el mundo culpa de sus desgracias, no dejara de producir, ni de investigar, ni de trabajar como lo hace, aun con el mundo en contra.
Los judíos somos amantes de la paz. Defendemos los valores democráticos, la libertad y la justicia. Tenemos gente de todos los credos en nuestra tierra, se los respeta y se cuidan los Lugares Santos.. Israel es un estado no solo reconocido por las Naciones Unidas, sino aceptado por el concierto de las naciones como un país progresista donde las voces son escuchadas. Sin embargo, la mayoría de las resoluciones de la ONU fueron contrarias a Israel debido al apoyo del mundo al petróleo árabe.
Esta es la verdadera historia que no se sabe ni se cuenta. Una historia en la cual todos opinan sin saber. Israel es un enclave occidental dentro del mundo musulmán y quieren aniquilarlo. Es el modernismo de Occidente imponiéndose a la ignorancia y a la barbarie que preconizan nuestros enemigos y que con todos los millones de dólares que reciben nunca construyeron un hospital donde poder atender a su gente. Por ello vienen a Israel a curarse. Israel les abre sus puertas y aun así, hace poco tiempo atrás, una mujer de Gaza que se atendía en el hospital Soroka de Beer Sheva, gratuitamente, quería inmolarse en la maternidad para matar bebes inocentes que nada saben del conflicto.
Queremos un mundo mejor, pero no es a costa de sangre y muerte que lo lograremos. Le brindamos al mundo toda nuestra ciencia y tecnología, nuestra medicina que cura a árabes y judíos por igual y que la ofrecemos a un mundo que nos ataca por intereses creados sumados a la estupidez, mediocridad y temor. Porque solo los que temen y envidian son los que con una mano nos ofrecen la paz y con la otra nos clavan un cuchillo por la espalda

Golda Meir lo dijo mejor que yo: -Habrá paz el día que amen más a sus hijos de lo que nos odian a nosotros-

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal